23 DE MAYO

JESUCRISTO, GRAN SACERDOT PARA SIEMPRE

JESUCRISTO, GRAN SACERDOT PARA SIEMPRE

Fruto de las encíclicas “Ad catolici sacerdote” i “Mediator Dei”, de Pio XII, la celebración se inició en Madrid y en Salamanca. En 1973 fue introducida en la liturgia hispana, festejándose la obra sacerdotal de Cristo que en el Misterio Pascual, realizado una vez para siempre, se entrega al Padre en favor de la humanidad abriendo caminos de Paz y de Vida. Por el bautismo nos unimos a la ofrenda de Jesús y, por el servicio sacerdotal, algunos personalizan la presencia del Señor en medio de su Pueblo: «El sacerdote tiene que tener una sólida personalidad humana; la formación teológica lo ha de orientar hacia la exigencia del pastor que tiene que alimentar la fe de la comunidad y desde esta misma fe ser crítico con el mundo; un hombre activo, dedicado al apostolado que necesita una capacitación pastoral, tanto teórica como práctica» (Juan Pablo II, “Perfil del sacerdote”).

Santa Rita de Cassia, religiosa

Una de las santas más populares es santa Rita de Cassia (1381-1457). Nació en la Umbría, en el centro de Italia, cuna de grandes santos como Benito de Nursia o Francisco y Clara de Asís. Si bien de joven Rita manifes­tó la vocación a la vida religiosa, hasta los 36 años no pudo entrar en las agustinas de Cassia, después de haber enviudado de su marido y de haber tenido dos hijos. Murió con fama de santidad y fue canonizada por León XIII en 1900.

  1. En Cartago, santos Lucio, Montano, Juliano, Victórico, Víctor y Donaciano, mártires, que en tiempo del emperador Valeriano consumaron el martirio a causa de la religión y la fe que habían aprendido por enseñanza de san Cipriano (c. 259).
  2. Conmemoración de los santos mártires de Capadocia, que en la persecución bajo el emperador Maximiano fueron muertos quebrándoles las piernas (303).
  3. También conmemoración de los santos mártires de Mesopotamia que, en la misma época, colgados por los pies y con la cabeza hacia abajo, murieron ahogados por el humo y consumidos a fuego lento (303).
  4. En Langres, en la Galia Lugdunense, martirio de san Desiderio, obispo, de quien se narra que al constatar que su grey era vejada por los vándalos, se dirigió a su rey para suplicar por ella, pero fue condenado a muerte por aquél y se entregó libremente por las ovejas que le habían sido confiadas (c. 355).
  5. En Nápoles, en la Campania, san Efebo, obispo, que gobernó santamente al pueblo de Dios y le sirvió con fidelidad (s. IV).
  6. En la región de Nursia, en la Umbría, conmemoración de san Eutiquio, abad, que, según narra el papa san Gregorio I Magno, primero llevó vida solitaria con san Florencio y procuró conducir a muchos hacia Dios a través de la exhortación, y luego gobernó santamente un monasterio cercano (c. 487).
  7. En Nursia, san Spes, abad, que durante cuarenta años soportó la ceguera con admirable paciencia (c. 517).
  8. En Subiaco, en el Lacio, conmemoración de san Honorato, abad, que gobernó sabiamente el monasterio donde antes había vivido san Benito (s. VI).
  9. En Niza, en la Provenza, san Siagrio, obispo, que edificó un monasterio sobre el sepulcro de san Poncio (787).
  10. En Sinada, de Frigia (hoy Çifitkasaba, en Turquía), san Miguel, obispo, el cual, siendo hombre pacífico, favoreció la paz y la concordia entre griegos y latinos, pero fue enviado al exilio lejos de su patria a causa del culto de las imágenes sagradas (826).
  11. En Gembloux, en la comarca de la Lotaringia, en Lieja, sepultura de san Guiberto, monje, que, habiendo abandonado sus insignias militares y abrazado la disciplina de la vida monástica, construyó un cenobio en un terreno de su heredad, entrando él mismo en el monasterio de Gorze (962).
  1. En Roma, san Juan Bautista de Rossi, presbítero, que atendió en la Ciudad Santa a los miserables y a los más desfavorecidos, y les imbuyó de santa doctrina (1764).
  2. En la ciudad de Witowo, en Polonia, beatos José Kurzawa y Vicente Matuszewski, presbíteros y mártires, los cuales fueron asesinados por los perseguidores de la Iglesia cuando su patria, en tiempo de guerra, estuvo sometida por la fuerza a un poder extranjero (1940).

Quien en mayo se moja en mayo se seca.

Quien en mayo se moja en mayo se seca.