23 DE MAYO

Beatos José Kursawa y Vicente Matuszewski, presbíteros y mártires

 

José nació en Swierczyn (Polonia) el 6 de enero de 1910. Ordenado sacerdote a los 26 años es destinado como coadjutor a la parroquia de Osiecyni y prefecto de las escuelas locales. En la Polonia ya ocupada, tanto él como su párroco Vicente fueron avisados que en la procesión de Corpus corrían peligro, pero ambos se negaron a abandonar su sitio. La policía nazi los arresta la madrugada del 23 de mayo de 1942 y los fusila en la misma carretera. Son beatificados el 13 de junio de 1999.

Se tenía que cumplir la profecía del Führer: «El cristianismo es la peor calamidad que ha caído sobre la humanidad. El bolchevismo no es sino el hijo bastardo del cristianismo: ambos son monstruos engendrados por los judíos […] La guerra llegará a su fin y entonces haré frente a mi última tarea, acabando con la Iglesia. Solo entonces la nación alemana estará salvada» (Adolf Hitler, diciembre 1941). Pero no se cumplió…