23 DE FEBRERO

San Policarpo

San Policarpo, obispo y mártir

El culto antiguo de San Policarpo en Occidente (al menos desde el siglo VI) se difundió en el siglo XIII. A los 86 años Policarpo fue detenido por su condición de cristiano y, a pesar de los intentos de los jueces de salvarlo, él se mantenía bien decidido en su fe. Decía «si pedimos al Señor que nos perdone, nosotros también tenemos que perdonar; porque estamos delante mismo de los ojos del Señor y de Dios, y todos tenemos que presentarnos ante el tribunal de Cristo, y cada uno tiene que dar razón de sí mismo» (Carta a los cristianos de Filipo).

  1. Memoria de san Policarpo, obispo y mártir, discípulo de san Juan y el último de los testigos de los tiempos apostólicos, que en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aurelio Cómodo, cuando contaba ya casi noventa años, fue quemado vivo en el anfiteatro de Esmirna, en Asia, en presencia del procónsul y del pueblo, mientras daba gracias a Dios Padre por haberle contado entre los mártires y dejado participar del cáliz de Cristo (c. 155).
  2. En Sirmio, en Panonia, san Sireno o Sinerio, mártir, de oficio hortelano, que fue denunciado por una mujer a la que había reprochado su lascivia, y por haber declarado ante el juez su condición de cristiano y por negarse a sacrificar a los dioses, fue decapitado (c. 307). 3. En Wenlock, en Inglaterra, santa Milburga, virgen, de la familia real de Mercia, que fue abadesa de ese monasterio (c. 722).
  3. En Maguncia, de la Franconia, en Alemania, san Willigiso, obispo, eximio por su celo pastoral (1011).
  4. En Stilo, en Calabria, san Juan, que fue monje según los estatutos de los Padres orientales y mereció ser llamado “Terestes” o “Segador”, distinguiéndose por su caridad hacia los pobres, en cuyo favor acostumbraba a ayudar a los segadores (s. XI)).
  5. En Bilbao, del País Vasco, beata Rafaela de Villalonga Ybarra, la cual, siendo madre de siete hijos y con el consentimiento de su marido, hizo profesión religiosa y fundó el Instituto de las Hermanas de los Ángeles Custodios, para la protección de las jóvenes y para enseñarles el camino de los preceptos del Señor (1900).
  6. En Francia, en una nave prisión anclada ante la ciudad de Rochefort, beato Nicolás Tabouillot, presbítero y mártir, que, siendo párroco, por razón de su sacerdocio fue detenido durante la Revolución Francesa, terminando sus días en un hospital, consumido por la enfermedad (1795).
  7. En Roma, beata Josefina (Judit Adeleide) Vannini, virgen, que fundó la Congregación de las Hijas de San Camilo, para servir a los enfermos (1911).
  8. En Poznan, en Polonia, beato Luis Mzyk, presbítero de la Sociedad del Verbo Divino y mártir, que durante la ocupación militar de su patria por un régimen que seguía doctrinas contrarias a los hombres y a la fe, fue asesinado por los guardias de la ciudad, confesando a Cristo hasta la muerte (1942).
  9. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Baviera, en Alemania, beato Vicente Frelichowski, presbítero, que durante la guerra, encarcelado en varias prisiones, nunca decayó ni de la fe ni de su misión pastoral, y atendiendo a enfermos cayó enfermo a su vez, llegando a la visión de la paz eterna después de muchas pruebas (1945).
  10. En la ciudad de Astorga, memoria de santa Marta, virgen y mártir bajo el emperador Decio (s. III). 166

 

Que por arriba que por abajo, la cuaresma siempre cae en marzo.

Que por arriba que por abajo, la cuaresma siempre cae en marzo.