22 DE JULIO

Santa María Magdalena, discípula del Señor

A María Magdalena se la ha identificado entre las mujeres que seguían a Jesús y le servían (Lc 8,2-3), que lo vieron de lejos clavado en la cruz (Mc 15,40), la primera en la que se aparece el resucitado (Jn 20,11-18) y la primera que corre a anunciarlo: «Primero buscó y no encontró, perseveró en la búsqueda, y por eso encontró; el deseo aplazado crecía, y este crecimiento hizo que encontrara lo que buscaba» (San Gregorio Magno, Homilía 25).

Su devoción fue muy popular dentro de los antiguos territorios de la Corona de Aragón; el centro iniciador fue la Provenza en el siglo XIII. La reina Blanca de Anjou, esposa de Jaume II, legó una reliquia en Santes Creus (1310), lo que favorece aún más la devoción. Y el 3 de junio de 2016, el Papa Francisco con el Decreto Apostolorum apostola elevó su memoria litúrgica a fiesta, con prefacio propio y todo. Imágenes en la girola y nave izquierda de la catedral de Barcelona.