22 DE JULIO

Santa María Magdalena, discípula del Señor

A María Magdalena se la ha identificado entre las mujeres que seguían a Jesús y le servían (Lc 8,2-3), que lo vieron de lejos clavado en la cruz (Mc 15,40), la primera en la que se aparece el resucitado (Jn 20,11-18) y la primera que corre a anunciarlo: «Primero buscó y no encontró, perseveró en la búsqueda, y por eso encontró; el deseo aplazado crecía, y este crecimiento hizo que encontrara lo que buscaba» (San Gregorio Magno, Homilía 25).

Su devoción fue muy popular dentro de los antiguos territorios de la Corona de Aragón; el centro iniciador fue la Provenza en el siglo XIII. La reina Blanca de Anjou, esposa de Jaume II, legó una reliquia en Santes Creus (1310), lo que favorece aún más la devoción. Y el 3 de junio de 2016, el Papa Francisco con el Decreto Apostolorum apostola elevó su memoria litúrgica a fiesta, con prefacio propio y todo. Imágenes en la girola y nave izquierda de la catedral de Barcelona.

 

  1. Memoria de santa María Madalena, que, liberada por el Señor de siete demonios y convertida en su discípula, le siguió hasta el monte Calvario y mereció ser la primera que vio al Señor resucitado la mañana de Pascua y la que lo comunicó a los demás discípulos (s. I).
  2. San Platón, mártir. En Ancira, Galacia (s. III/IV).
  3. Santos mártires Masilitanos, de los cuales, en el aniversario de su muerte, san Agustín predicó un sermón a los fieles. En África (s. III/IV).
  4. San Cirilo, obispo, quien, en tiempos del emperador Diocleciano, fue encarcelado y desterrado. En Antioquia, ciudad de Siria (~ 306).
  5. San Anastasio, monje, discípulo de san Máximo el Confesor, con el que, para defender la fe ortodoxa, fue encarcelado y tuvo que sufrir todo tipo de tormentos. Murió en esa fortaleza, o quizá en camino cuando se dirigía a ella. En la fortaleza de Suania, en las montañas del Cáucaso (662).
  6. San Vandregisilio, abad. Habiendo renunciado a vivir en la corte con el rey Dagobert, hizo vida monástica en varios lugares. San Auden, obispo de Rouen, lo promovió al sacerdocio y, en el bosque llamado Gemeticense, fundó y rigió el monasterio de ese mismo nombre. En el monasterio de Fontenelle, en Neustria (~ 668).
  7. San Menelao, abad. En Menat, en la Galia Arvemense (~ 700).
  8. San Jerónimo, obispo. En Pavía, ciudad de Lombardía (s. VIII).
  9. San Gualter, fundador del Hospital de la Misericordia. En Lodi, en Lombardía (1224).
  10. Beato Agustín de Biella Fangi, sacerdote de la orden de los Predicadores, que prestó grandes servicios en Soncino, en el Viglebano y también en Venecia. En Venecia (1493).
  11. San Lorenzo de Brindisi, cuya memoria se celebró ayer. En Lisboa, capital de Portugal (1619).
  12. Santos Felipe Evans, de la Compañía de Jesús, y Juan Lloyd, sacerdotes y mártires, que, siendo rey Carlos II, fueron colgados al descubrir que ejercían el sacerdocio en su patria. En Cardiff, ciudad de Gales (1679).
  13. Beato Jaime Lombardie, sacerdote de Limoges, mártir que, en la terrible persecución desatada contra la Iglesia durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote fue encarcelado en una pequeña nave, en condiciones insalubres, donde murió consumido por una enfermedad incurable. Ante el litoral de Rochefort, en Francia (1794).
  14. Santos mártires Ana Wang, virgen, Lucía Wang Wangzhi y su hijo Andrés Wang Tianqing, asesinados por el nombre de Cristo durante la persecución promovida por los Yihetuan. En un lugar llamado Majiazhuang, cerca de Daining, en la provincia de Hebei, en China (1900).
  15. Santa María Wang Lizhi, mártir, que en la persecución promovida por los Yihetuan, cuando algunos paganos intentaban salvarla pidiéndole que dijera que no era cristiana, ella afirmó abiertamente que era sierva de Jesucristo, razón por la que fue ejecutada de inmediato. Cerca de Daining, en la provincia china de Hebei (1900).

Por la Magdalena, la avellana es plena

Por la Magdalena, la avellana es plena