22 DE FEBRERO

La Cátedra de San Pedro

Desde el siglo IV se celebra en Roma esta fiesta en señal que la Iglesia está edificada sobre el Apóstol Pedro, que tiene la Misión de presidir en la caridad, confirmar en la verdad y ser fuente y fundamento de unidad: «De entre todo el mundo, es elegido sólo Pedro para ser antepuesto a la vocación de todas las naciones, a todos los Apóstoles y a todos los padres de la Iglesia» (S. León Magno, Sermón, 4).

► HISTORIA DE LA FIESTA

354: La fiesta de la Cátedra de San Pedro ya aparece en el Depositio martyrum (el más antiguo calendario romano) el 22 de febrero (Natale Petri de cathedra), es decir, el día en que en Roma se conmemoraba el recuerdo de los difuntos (Cara cognatio). Parece que la fiesta no tenía en su origen un carácter sepulcral, sino familiar, en honor del fundador del Collegium christianorum; y que posteriormente se convirtió en memoria del inicio del Episcopatus Petri y del primado del Príncipe de los Apóstoles.
~750: En el sacramentario Gelasiano, que reelabora los textos del Veronense invoca un Principatus Petri referido a la «verdad evangélica difundida por todos los reinos del mundo»; así proclama el prefacio del Veronese (n. 1422) el carácter de piedra fundamental: todas las iglesias tienen su origen en el fundamento del constructor (in fundamento fabricantes).
Siglo VIII: En la Galia la fiesta del 22 de febrero se traslada al 18 de enero para que no se vea impedida por la Cuaresma. Esto tuvo como consecuencia que la festividad del 22 de febrero adquiriera un nuevo tema: la cátedra de Antioquia, que Pedro habría ocupado en esta ciudad oriental, mientras que la de Roma concretamente pasa a ser objeto del 18 de enero.
Siglos XI-XII: La fecha más antigua de la cathedra Petri, celebrada en la basílica de San Pedro con una vigilia nocturna presidida por el Papa a mitad del siglo V, recupera el culto.
1960: En la reforma del calendario después del Concilio Vaticano II se conservó una sola de las dos fiestas de las cátedras de San Pedro.