21 DE MAYO

San Cristóbal Magallanes, presbítero, y compañeros mártires

Cristóbal («portador de Cristo») había nacido en San Rafael Totaliche (México) en 1869, y fomentó las vocaciones sacerdotales. Cuando clausuraron el Seminario de Guadalajara, él se ofreció para fundarlo en su parroquia. Fue detenido y fusilado en 1927: «Yo muero inocente, y pido a Dios que mi sangre sirva para la unión de mis hermanos mexicanos». Celebramos hoy su memoria junto a la de 24 compañeros, laicos y presbíteros, asesinados entre los años 1915 y 1937 durante la revuelta de los cristeros en el estado de México.

También celebramos la fiesta del beato Francisco Jägerstätter

El régimen nazi sabía muy bien cuáles eran sus enemigos principales: los cristianos (“amáos unos a otros”, Jn 15,12) y el comunismo (todos hermanos). Por eso fueron varios los cristianos de distintas confesiones que se opusieron abiertamente. Uno de ellos fue el beato Francisco (1907-1943).

Nacido en Sankt Radegund, distrito de Braunau am Inn (pueblo cercano donde había nacido Adolf Hitler) de familia campesina pobre. Al casarse con una católica muy practicante, Francisco frecuentó cada vez más la liturgia y acabó ejerciendo de sacristán de la parroquia. Cuando la Alemania nazi se anexiona Austria en 1938, Francisco es el único de su pueblo que vota en contra. En 1943, al ser llamado a filas en plena guerra, se niega y es arrestado: «Ni la cárcel, ni las cadenas ni una sentencia de muerte pueden desnudar a un hombre de su fe y de su voluntad». El 9 de agosto de 1943 fue guillotinado en Brandeburgo. Pertenecía a la Tercera Orden Franciscana.

En 1965, su caso inspiró el reconocimiento explícito de la objeción de conciencia al servicio militar en la constitución Gaudium et Spes 79, del Concilio Vaticano II. En 1997, un juzgado de Berlín declaró nula su sentencia de muerte. El papa Benedicto XVI lo beatificó en 2007.

En mayo el gran velador es de noche el ruiseñor.

En mayo el gran velador es de noche el ruiseñor.