21 DE ENERO

San Fructuoso, san Augurio y San Eulogio

Fructuoso, obispo de Tarragona y sus dos diáconos Augurio y Eulogio murieron quemados en el anfiteatro de Tarraco (259), durante el imperio de Valeriano y Galeno. En las “Actas” de su martirio leemos: «Era necesario que lo que el mártir Fructuoso, cuando enseñaba en el mundo, había prometido por la misericordia de Dios en nuestro Señor y Salvador, lo confirmara más tarde en su pasión y la resurrección de la carne».