2 DE ENERO

San Basilio Magno y San Gregorio Nacianceno

Hijos de familias muy cristianas, ambos se conocieron al estudiar en Atenas y nació entre ellos una gran amistad. El monje Basilio y el obispo Gregorio, nos hacen llegar su reflexión evangélica desde Oriente: «Al hambriento pertenece el pan que tú celosamente guardas. Los trajes que llenan tus baúles son del hombre desnudo. De este modo eres opresor de todos aquellos que podrías ayudar» (San Basilio, † 379). «La sabiduría de los justos es no fingir nada, amar las cosas auténticas tal y como son, evitar las cosas falsas, hacer el bien gratis» (San Gregorio, † 390).