18 DE MARZO

San Cirilo de Jerusalén, obispo i Doctor de la Iglesia

 

 

San Cirilo de Jerusalén, obispo i Doctor de la Iglesia

Cirilo de Jerusalén (~315-387), nació en una familia cristiana acomodada. En el 348 fue nombrado obispo de Jerusalén y se dedicó a la formación de los catecúmenos con sus “Catequesis”. Su episcopado se complicó con las disputas teológicas con los arrianos, que consiguieron exiliarlo de Jerusalén. Después de unos años de persecución volvió a su sede episcopal y parti­cipó en el Concilio de Constantinopla del 381. Por sus escritos fue declarado Doctor de la Iglesia por León XIII en 1882.

  1. San Cirilo, obispo de Jerusalén y doctor de la Iglesia, que a causa de la fe sufrió muchas injurias por parte de los arrianos y fue expulsado con frecuencia de la sede. Con oraciones y catequesis expuso admirablemente la doctrina ortodoxa, las Escrituras y los sagrados misterios (444).
  2. Conmemoración de san Alejandro, obispo y mártir, que, yendo de Capadocia a Jerusalén, recibió el encargo pastoral de la Ciudad Santa, donde fundó una preciosa biblioteca y abrió una escuela, y cuando destacaba por la venerable y longeva edad, fue conducido a Cesarea durante la persecución bajo Decio, completando con un glorioso martirio su confesión de Cristo (~ 250).
  3. En Lucca, en la Toscana, san Frigidiano, obispo, el cual, oriundo de Irlanda, reunió clérigos en un monasterio, desvió el río Sérculo por otro cauce para bien del pueblo, logrando un nuevo fértil territorio, y convirtió a la fe católica a los lombardos que habían irrumpido en su jurisdicción (~ 588).
  4. En Tours, de Neustria, san Leobardo, recluso, que, recluido en la celda llamada Mayor cercana a un monasterio, brilló por su admirable abstinencia y humildad (~ 593).
  5. En Zaragoza, en la Hispania Tarraconense, san Braulio, obispo, que siendo amigo íntimo de san Isidoro, colaboró con él para restaurar la disciplina eclesiástica en toda Hispania, siendo su semejante en elocuencia y ciencia (651).
  6. En Wareham, en Inglaterra, san Eduardo, rey y mártir, que, todavía adolescente, fue asesinado dolosamente por los criados de la madrastra (978).
  7. En Mantua, en Lombardía, tránsito de san Anselmo, el cual, siendo obispo de Lucca, en la controversia de las investiduras, fidelísimo a la Sede de Roma, puso en manos del papa san Gregorio VII el anillo y el báculo pastoral que, de mala gana, había recibido de manos del emperador Enrique IV, y expulsado de la sede por los canónigos que rechazaban la vida comunitaria, fue enviado a Lombardía como legado del Papa, de quien fue un valiente colaborador (1086).
  8. En Cagliari, en Cerdeña, san Salvador de Horta Grionesos, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que para la salvación de cuerpos y almas se hizo humilde instrumento de Cristo (1567).
  9. En Lancaster, en Inglaterra, santos Juan Thules, presbítero, y Rogerio Wrenno, oriundos de esa misma región, mártires de Cristo en tiempo del rey Jacobo I (1616).
  10. En el cenobio Saint-Sauveur-le-Vicomte, de Normandía, en Francia, beata Marta (Amada) Le Bouteiller, virgen de las Hermanas de las Escuelas Cristianas de la Misericordia, que, apoyándose sólo en Dios, cumplió los más humildes oficios siempre con toda paciencia (1883).

 

Guárdate del sol de marzo y estarás hermosa todo el año

Guárdate del sol de marzo y estarás hermosa todo el año