16 DE SEPTIEMBRE

San Cornelio, papa y mártir, y San Cipriano, obispo y mártir

Cuando encontramos una tiara papal, sabemos que aquel santo fue un papa. Como Cornelio, que siendo papa fue mal visto porque estaba dispuesto a aceptar de nuevo en la Iglesia aquellos que habían renegado; deportado por el emperador Galo, murió en el exilio el año 253. Una moneda ya es más difícil de determinar. Pero es el símbolo del obispo de Cartago, Cipriano, que en el momento de ser decapitado mandó que dieran 25 monedas de oro a su verdugo (258). Unos buenos testigos que en su momento supieron profesar la fe al estilo evangélico.