16 DE FEBRERO

Santa Juliana, virgen y mártir

La santa de hoy es la patrona del pueblo de Santillana del Mar. Parece que de Santa Juliana derivó santa Illana. Como suele suceder, los primeros cristianos de aquellas tierras cántabras querían estar emparentados con los primeros testigos de la fe. El relato tradicional de su martirio recoge aspectos que ya encontramos en otros mártires: joven bella, de buena familia senatorial, en las tierras de la Campania (con capital en Nápoles), que se hace cristiana, con la oposición de los padres, la pasión del prefecto romano por ella, las amenazas de muerte, la promesa de vivir como una princesa si renuncia a su fe y finalmente su ejecución.

A Juliana, nada le satisfacía más que su fe. En el corazón de la colegiata de Santillana, puede admirar en una gran estatua de piedra, en el lugar donde los reyes de Castilla le hacían sus ofrendas, los guerreros se arrodillaban y los obispos se enterraban.