16 DE ENERO

Beata Juana Maria Condesa, virgen

Beata Juana Maria Condesa, virgen

La Beata Juana Maria Condesa, oriunda de Valencia, fue bautizada en 1862 en la misma iglesia de San Esteban, donde también recibieron el bautismo San Vicente Ferrer y San Luis Bertrán. A los dieciocho años, descubre que ese «amor de Dios derramado en su corazón» (cf. Rm 5,5) no puede quedarse solo para ella: durante sus visitas a la playa de Nazaret desde su carruaje en una familia acomodada, se da cuenta de que hay mujeres trabajadoras que están pasándolo mal. A pesar de las dificultades impuestas por el arzobispo de ese momento, el Cardenal Antolín Monescillo (quien pensaba que era demasiado joven), en 1892 ya tiene establecida la congregación de las Esclavas de María Inmaculada para acoger, formar y dignificar el trabajo de esas mujeres, consideradas solo como instrumentos de trabajo: «Yo y todo lo que tengo es para las trabajadoras». El 16 de enero de 1916, «viviendo lo ordinario de manera extraordinaria», nació para la gloria. Fue beatificada el 23 de marzo de 2003.

  1. Sepultura de san Marcelo I, papa, que, como recuerda el papa san Damas, fue un verdadero pastor, por lo que sufrió mucho, fue expulsado de su patria y murió en el exilio por haber sido denunciado falsamente ante el tirano por algunos que despreciaban la penitencia que les había impuesto. En Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria Nueva (309).
  2. San Dánato (Danax), mártir. En la ciudad de Aulona, Iliria (ahora Albania) (s. inc.)
  3. San Melas, obispo, el cual por su adhesión a la fe ortodoxa fue exiliado en tiempos del emperador arriano Valiente. Luego murió en paz. En la ciudad de Rinocorurua, Egipto (c. 390).
  4. San Honorado, obispo, que estableció el célebre monasterio en la isla de Lerins y después aceptó regir la sede de Arle. En Arle, ciudad de la Provenza, en la Galia (ahora Francia) (429).
  5. San Jaime, obispo, discípulo de san Honorato de Lerins. En Tarantasia, ciudad de la Galia Vienesa (ahora Francia) (s. V).
  6. San Ticiano, obispo. En la ciudad de Oderzo, en la región de Venecia (ahora Italia) (s. V).
  7. Conmemoración de san Leobato. Su maestro, san Ursus, le designó como superior del monasterio recién fundado de Sennevières, el cual gobernó santamente hasta su vejez. En la región de Tours, en la Galia Celta (ahora Francia) (s. V).
  8. San Triverio, sacerdote y después eremita. En Dombes, en el territorio celta de la Galia (ahora Francia) (c. 550).
  9. San Furseo, abad primero en Irlanda, después en Inglaterra y, finalmente, en la Galia, donde fundó el monasterio de Lagny. En Mazerolles, junto al río Alteia, en la Galia (ahora Francia) (c. 650).
  10. Santa Juana, que, admitida en la orden camaldulense, se distinguió por su obediencia y humildad. En la ciudad de Bagno, de la Romanya (ahora Italia) (1105).
  11. Santos mártires Berardo, Oto y Pedro, sacerdotes, Acursis y Adjunto, religiosos, todos de la orden de los Hermanos Menores, los cuales, enviados por san Francisco para anunciar el Evangelio a los musulmanes, fueron capturados en Sevilla y trasladados a Marrakech, donde fueron ejecutados por orden del príncipe de los sarracenos. En la ciudad de Marrakech, en el Magreb (ahora Marruecos) (1226).
  12. Beato José Vaz, sacerdote, de la Congregación del Oratorio, que se entregó con inusitado fervor a predicar el evangelio de salvación a los católicos diseminados por aquellas tierras, confirmando en la fe a quienes permanecían escondidos. En Kandy, ciudad de la isla de Ceilán (ahora Sri Lanka), en el Océano Índico (1711).
  13. Beato José Antonio Tovinio, que, siendo maestro, se ocupó de erigir numerosas escuelas cristianas y promover la construcción de obras públicas, ya lo largo de toda su actividad dejó testimonio de su oración y de sus virtudes. En Brescia, ciudad de Italia (1897).
  14. Beata Juana María Condesa Lluch, virgen, la cual, con solícita caridad y espíritu de sacrificio hacia los pobres, niños y jóvenes obreras, se dedicó completamente a atenderles y, por su tutela, fundó la Congregación de Siervas de la Inmaculada Concepción Protectoras de las Obreras. En Valencia (1916).

Clara luna es la de agosto, si la de enero la diese en rostro.

Clara luna es la de agosto, si la de enero la diese en rostro.