15 DE NOVIEMBRE

San Alberto Magno, obispo y doctor de la Iglesia

El dominico y obispo de Ratisbona (1260), Alberto el Grande, «supo poner la sabiduría humana al servicio de la fe divina», llegando a una síntesis admirable entre la filosofía aristotélica y la teología cristiana, y preparando el camino a Tomás de Aquino, discípulo suyo en Colonia. Fue nombrado «doctor universal» por su actitud de espíritu y de método. «La Eucaristía es útil para el perdón del pecado y utilísima en la vida para la plenitud de la gracia». Canonizado y Doctor de la Iglesia en 1931.