15 DE DICIEMBRE

Santa Virginia Centurione, viuda

Hija del dux de Génova, el jefe de la República, Virginia Centurione recibió una educación privilegiada y una buena formación espiritual. Sin embargo, por su posición social, la joven tuvo que aceptar cuando sólo tenía 15 años una boda concertada, en contra de su vocación religiosa. El matrimonio no fue feliz, porque el marido resultó ser un adicto al alcohol y al juego. Debido a la adicción la salud del marido fue empeorando y con sólo veinte años Virginia enviudó.

Cuando las hijas se hicieron mayores decidió hacer de su casa un refugio para huérfanos y enfermos, fundando dos congregaciones religiosas: las Hermanas de la Virgen del Refugio y las Hijas de la Virgen del Monte Calvario. Mujer de paz hizo de intermediaria entre familias nobles enfrentadas y ayudó a la reconciliación entre la Iglesia y la República de Génova. Murió en Génova en 1651 y fue canonizada en 2003 por el papa Juan Pablo II.