14 DE NOVIEMBRE

San Gregorio Palamás

Hijo de una familia noble ortodoxa, probablemente de Constantinopla, Gregorio (1296-1359) entró en un monasterio del Monte Athos. En esa soledad, también como ermitaño, vivió a fondo la práctica del hesicasmo: la quietud interior. Si a las personas nos es difícil conocer la esencia de Dios mismo, Gregorio creía que a través de esta oración del corazón (y los sacramentos) nos podemos acercar a Él.

Sin embargo, algunos monjes destacaban más la formación intelectual que ésta más espiritual. Como que la situación iba a más, varios concilios y años de debate confirmaron finalmente la doctrina hesicasta de Gregorio, que mientras tanto había sido nombrado obispo de Tesalónica. De rito ortodoxo, es venerado por la Iglesia católica de rito oriental.

► Jornada Mundial de los Pobres: «Este domingo celebramos una jornada que nos quiere recordar que los pobres no son sólo miembros que forman parte de la comunidad cristiana, sino que son los hermanos que deben ocupar el centro de nuestra Iglesia. Ojalá podamos acompañar la oración al Señor con la solidaridad a los más vulnerables; alargue la mano siempre con una sonrisa». (Mons. Joan Josep Omella, 15.11.2020).