14 DE JULIO

San Camilo de Lelis, presbítero

Escuchando el informe desfavorable que en 1585 hizo un visitador apostólico del Hospital del Santo Espíritu de Roma (cambiaban la ropa de la cama cada 15 días, nadie asistía a los enfermos más graves a la hora de las comidas), Camilo (1550-1614) redactó un nuevo informe para «tratarlos con misericordia» en todas sus necesidades (cuerpo y alma). El enfermero debía tener el afecto de una madre amorosa hacia su hijo («el corazón en las manos»): tener caridad, afabilidad, amabilidad, respeto, comprensión, desinterés. Son las actitudes humanas en que quieren trabajar aún hoy los actuales religiosos camilos (la Sociedad de los Servidores de los Enfermos). San Camilo es patrono de los enfermos y del personal hospitalario.

  1. San Optaciano, obispo. Firmó las cartas sinódicas sobre la fe católica en la Encarnación, enviadas por Eusebio, obispo de Milán, al papa san León. En Brescia, en la región de Venecia (s. V).
  2. San Vicente o Madelgario. Con el consentimiento de su esposa santa Valtrudis abrazó la vida monástica según explica la tradición, fundó dos monasterios. En Soignies, de Brabante, en Australia (~ 677).
  3. San Marquelmo, sacerdote y monje. Anglosajón de origen. Discípulo desde su juventud de san Wilibrord, al que acompañó en los trabajos que éste emprendió por Cristo. En Deventer, de Frisia (~ 775).
  4. Beato Hroznata, mártir. Muertos su mujer y su hijo, dejó el palacio ducal e ingresó en el monasterio premonstratense de Tepla. Para defender los derechos del mismo monasterio, fue hecho prisionero por unos malhechores, que le dejaron morir de hambre. En Stary Kynsperk, cerca de la ciudad de Egres, en Bohemia (1217).
  5. Inhumación del beato Bonifacio, obispo. De estirpe regia, se retiró a una cartuja, pero, pasado un tiempo, fue elevado primero en la sede episcopal de Belley y después en la de Canterbury. En ambas sedes se dedicó al cuidado de su rebaño. En el monasterio de Hautecombe, junto al lago de Burget, en Saboya (1270).
  6. Santa Tuscana. Muerto su esposo, distribuyó todos sus bienes entre los pobres, y como miembro de la orden de San Juan de Jerusalén dedicó su vida al cuidado de los enfermos. En Verona, en los confines de la región de Venecia (1343/1344).
  7. Beata Angelina de Marsciano. Al enviudar, se dedicó durante cincuenta años a servir a Dios y al prójimo, e inició la Congregación de las Terciarias Franciscanas, que viven en un monasterio y se dedican a la formación de las jóvenes. En Foligno, de Umbría (1435).
  8. Beat Gaspar de Bono, sacerdote de la orden de los Mínimos. Abandonó las armas de un príncipe terreno por militar a las órdenes de Cristo Rey y rigió la provincia hispana de esta orden con celo, prudencia y caridad. En Valencia (1604).
  9. San Francisco Solano, sacerdote de la orden de los Hermanos Menores. Para salvar almas recorrió toda América Meridional. Enseñó con palabras y milagros a los indios ya los colonizadores españoles la novedad de la vida cristiana. En Lima, capital del Perú (1610).
  10. Beato Ricardo Langhome, mártir, distintivo jurista. Acusado de traición, cuando era rey Carlos II, fue condenado a la pena capital y entregó su alma a Dios en el patíbulo de Tyburn. En Londres, Inglaterra (1679).
  11. Beat Ghebre Miquel, es decir, “Servent Miquel”, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir. Buscó siempre en sus estudios y en la oración la verdadera fe. Abrazó el dogma de la verdadera Iglesia y por este motivo sufrió primero en prisiones, y después, custodiado por soldados y con cadenas en los pies, fue obligado a andar durante trece meses, hasta que, agotado por los azotes recibidos, murió consumido por la sed y el hambre. En Cerecca-Ghebaba, pueblo de Etiopía (1855).
  12. San Juan Wang Guixin, mártir. Durante la persecución llevada a cabo por el movimiento de los Yihétuán prefirió morir por Cristo antes que mancharse con una leve mentira. En la ciudad de Nangon, en la provincia china de Hebei (1900).

Otros: advocaciones marianas, conmemoraciones de congregaciones religiosas, santos y beatos (tradición, costumario…).

• Cartujos: Beato Juan de España (1160), monje.

Julio, mes de poca flor, sí de mucho calor

Julio, mes de poca flor, sí de mucho calor