12 DE OCTUBRE

Virgen del Pilar

En la antigua Cesaraugusta, la actual Zaragoza, es venerada la Virgen que, según una antiquísima tradición aragonesa, se apareció al apóstol Santiago en este mismo lugar, encima de un pilar. El santuario que se construyó es un lugar de peregrinación y de oración para los pueblos de España y también de América Latina, ya que Colón descubrió América el 12 de octubre de 1492.

El pilar es el símbolo de la fortaleza en la fe, la seguridad de la esperanza y la constancia en el amor. «Y esta piedra que he plantado como pilar sagrado será casa de Dios» (Gn 28,22). La Virgen del Pilar tiene culto a la nave derecha de la catedral de Barcelona.

► HISTORIA DE LA FIESTA

40, 1 de enero: La tradición cuenta cómo la Virgen se aparece a Santiago, que viene de Galicia, sobre un pilar en las orillas de la ciudad de Cesaraugusta. Todos los pueblos, también los aragoneses, quieren tener vínculos con los primeros apóstoles. De paso, los leridanos aprovecharán que Santiago pase por Peu del Romeu Ilerda.
1299, 27 de mayo: Primera mención del «Pilar».
1492, 12 de octubre: Los nativos de las actuales Bahamas ‘descubren’ Cristóbal Colón y los suyos, en el lugar donde después, gracias a Amerigo Vespucci (1.454-1512), se denominará ‘América’.
1640, 12 octubre: La ciudad de Zaragoza escoge este día como festividad litúrgica de la tradicional aparición de María sobre un Pilar.
1642: La Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza.
1678: Las Cortes de España, la llaman patrona del «Reino y posesiones de ultramar».
1681-1961: Construcción de la actual Basílica.
1723: Después de mucho rezos, Benedicto XIV concede oficio litúrgico propio del Pilar en Zaragoza; Pío VII lo extiende en Aragón (1807) y Pío IX, en todo el Estado (1886).
1808: Es nombrada «Capitana de la tropa aragonesa».
1905, 20 de mayo: Coronación canónica de la imagen (Día Hispanidad o Raza, en América).
1908: Las banderas hispanoamericanas cuelgan de la Basílica del Pilar.
1911, 12 de octubre: Primera Fiesta de la Hispanidad, a propuesta de la Casa de América de Barcelona, ​​desde la que los miembros de la Liga intentan potenciar los contactos con América del Sur, y que se han iniciado con el viaje de empresarios y políticos catalanes, liderados por Frederic Rahola (1903).
1984: Juan Pablo II, la reconoce como «patrona de la Hispanidad».

«Adiós Virgen santa / y sé santo Pilar, da a vuestros devotos / gloria celestial» (Oración de Torrente de Cinca).