11 DE MARZO

San Sofronio

San Sofronio, obispo

Natural quizá de Damasco (~550), después de conocer distintos monasterios en Palestina estuvo en el de San Teodosio (cerca de Jerusalén). Pero no se quedó en él; después de recorrer Egipto, Antioquía, Alejandría y Roma fue nombrado obispo de Jerusalén (633/634). Gracias a su lucha contra la doctrina monoteleta (dos naturalezas en Cristo, la humana y la divina, pero una única voluntad), el III Concilio de Constantinopla (680-681) sancionó las dos voluntades en Cristo. Si bien no pudo evitar que Jerusalén cayera definitivamente en manos de los musulmanes (638), sí  que negoció que la población cristiana y los santuarios fuesen respectados. Murió el 11 de marzo del año siguiente, habiendo exhortado a los cristianos a permanecer firmes en su fe. Escribió diversas obras.

  1. En Esmirna, en Asia, san Pionio, presbítero y mártir, de quien narra la tradición que, por haber hecho una apología de la fe cristiana ante el pueblo, fue encarcelado, y allí, en prisión, con sus exhortaciones animó a muchos hermanos a soportar el martirio y, después de sufrir varios tormentos, por medio del fuego alcanzó la muerte por Cristo (~ 250).
  2. En Laodicea, en Siria, santos Trófimo y Talo, mártires, que en la persecución bajo el emperador Diocleciano, después de muchos y crueles tormentos consiguieron la corona de la gloria (s. IV).
  3. En Escocia, san Constantino, rey, discípulo de san Columba y mártir (s. VI).
  4. En Jerusalén, san Sofronio, obispo, que tuvo como maestro y amigo a Juan Mosco, con quien visitó diversos lugares monásticos, siendo elegido a la muerte de Modesto para la sede de la Ciudad Santa, en la cual, cuando cayó en manos de los sarracenos, defendió valientemente la fe y la seguridad del pueblo (639).
  5. En Hanonia, de Neustria, san Vidiciano, obispo de Cambrai y Arras, que, a raíz de la muerte de san Leodegario, invitó al rey Teodorico III a expiar su crimen con la penitencia (~ 712).
  6. En Milán, sepultura de san Benito, obispo (725).
  7. En el monasterio de Tallaght, en Hibernia (hoy Irlanda), san Oengo, de sobrenombre “Cúldeo”, monje, que compuso el catálogo de los santos de aquel país (~ 824).
  8. En Córdoba, en la región de Andalucía, en Hispania, san Eulogio, presbítero y mártir, degollado por su preclara confesión de Cristo (859).
  9. En el lugar de Cupramontana, del Piceno, en Italia, beato Juan Bautista de Fabriano Righi, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores (1539).
  10. En York, en Inglaterra, beato Tomás Atkinson, presbítero y mártir, que en tiempo del rey Jacobo I fue martirizado por ser sacerdote (1616).
  11. En Clona, en Irlanda, beato Juan Kearney, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores y mártir, el cual, condenado a la pena capital en Inglaterra por ejercer el sacerdocio, con la huida evitó la pena, pero después, bajo el régimen de Oliverio Cromwell, acusado nuevamente de ser sacerdote en la patria, fue ahorcado (1653).
  12. En la ciudad de Hung Yên, en Tonquín, santo Domingo Câm, presbítero y mártir, que durante muchos años, a escondidas y con peligro de la vida, ejerció el ministerio, pero finalmente, abrazando la cruz del Señor que con firmeza había rechazado pisotear, fue degollado por mandato del emperador Tu Duc (1859).
  1. En el lugar de Sai-Nam-Hte, en Corea, santos mártires Marcos Chng Ui-ba, catequista, y Alejo U Se-yong, los cuales, a causa de su fe cristiana, fueron sometidos por sus mismos familiares a insultos y azotes (1866).
  2. En León, en Hispania, san Vicente, abad del monasterio de San Claudio (630).

El agua de marzo quema y el sol riega

El agua de marzo quema y el sol riega