10 DE FEBRERO

Santa Escolástica, virgen

Santa Escolástica, virgen

Cuando Benito fundó Montecassino como centro cul­tural de toda Europa, Escolástica (480-547) miraba aquellos muros, donde estaba su hermano, con envidia. Entonces decidió vivir la misma vida que él. Se instaló en otro monasterio cercano y, poco a poco, se fueron reuniendo otras compañeras que serían las primeras benedictinas. Para ellas, Benito hizo también otra regla similar a la suya. Conocemos su vida a través de la “Vida” que San Gregorio escribió sobre su hermano Benito.

  1. Memoria de la sepultura de santa Escolástica, virgen, hermana de san Benito, la cual, consagrada desde su infancia a Dios, mantuvo una perfecta unión espiritual con su hermano, al que visitaba una vez al año en Montecasino, en la Campania, para pasar juntos una jornada de santas conversaciones y alabanza a Dios (c. 547).
  2. En Magnesia, en la provincia de Asia, santos Calarampo, Profirio y Daucto, que junto con tres mujeres sufrieron el martirio en tiempo de Septimio Severo (s. III).
  3. En Roma, en el décimo miliario de la vía Labicana, santos Zótico y Amancio, mártires (s. II/IV).
  4. Cerca de Terracina, en la Campania, san Silvano, obispo (s. IV).
  5. En la ciudad de Santonas (hoy Saintes), en Aquitania, san Troyano, obispo (c. 550).
  6. En Vesoncio (hoy Besançon), en Burgundia, san Protadio, obispo (c.624).
  7. En la región de Rouen, en Neustria, santa Austreberta, virgen y abadesa, que rigió el monasterio de Pavilly, fundado piadosamente por el obispo san Audeno (704).
  8. En la cueva de Stabulum Rhodis, cerca de Grossetto, en la Toscana, san Guillermo, eremita de Malavalle, cuya vida inspiró y dio origen a numerosas congregaciones de eremitas (1157).
  9. En el monasterio premonstratense de Fosses, cerca de Namur, en Lotaringia, beato Hugo, abad, a quien su maestro san Norberto, al ser elegido arzobispo de Magdeburgo, le encomendó la organización de la nueva Orden, que rigió prudentemente durante treinta y cinco años (c. 1163).
  10. En Rimini, en la Romagna, beata Clara, viuda, la cual, por medio de la penitencia, mortificación y ayunos expió la vida disoluta que había llevado antes y, después de reunir un grupo de compañeras en un monasterio, sirvió a Dios con humildad de espíritu (entre 1324 y 1329).
  11. En Preuilly, en el Anjou, en Francia, beatos Pedro Fremond junto con cinco compañeras[6], mártires, que durante la Revolución Francesa fueron fusilados por su fidelidad a la Iglesia católica (1794).
  12. En Valverde del Camino, cerca de Huelva, en la región española de Andalucía, beata Eusebia Palomino Yenes, virgen del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, que, dando un egregio ejemplo de humildad y evitando toda ostentación, mostró su espíritu de abnegación en las tareas más sencillas, mereciendo los dones de la gracia (1935).
  13. En la aldea de Krasic, cerca de Zagreb, en Croacia, beato Luis Stepinac, obispo de Zagreb, que rechazó con firmeza las doctrinas que se oponían a la fe y a la dignidad humana y, por su fidelidad a la Iglesia, después de prolongada prisión, víctima de la enfermedad y la miseria, terminó egregiamente su episcopado (1960).
[6] Sus nombres son: beatas Catalina y María Luisa du Verdier de la Sorinière, hermanas; Luisa Bessay de la Voûte; María Ana Hacher du Bois; y Luisa Poirier, esposa.

Pollo de febrero, por San Juan canta en el gallinero

Pollo de febrero, por San Juan canta en el gallinero