10 DE FEBRERO

Santa Escolástica, virgen

Conocemos la vida de Santa Escolástica (480-547) a través de la “Vida” que San Gregorio escribió de San Benito, su hermano.

El hecho: La tradición dice que en una de las conversaciones que los hermanos tenían en el oratorio del convento de su hermano, la Escolástica (= “que sigue las normas de la escuela”) hizo que lloviera toda la noche para poder conversar con él. Al cabo de tres días, Benito vio una paloma que volaba al cielo (y su hermana había muerto).

La interpretación: La hermana se quería tanto a su hermano que hizo todo lo posible (¡obligar a llover toda la noche!) para tener la última conversación con él, antes de irse de este mundo .

Será una manera gráfica, simpática, de hacer realidad ese dicho latino: “omnia vencido amor”: El amor puede todo, lo consigue todo, es capaz de todo. Cuando amamos a una persona, ¡qué no somos capaces de hacerle!

► El campesinado menorquín lo tenía por abogado de la lluvia, pero lo hacían hermana de Guillem ermitaño que el pobre probó también el chubasco de la larga conversación de una noche.

► “Pollo de febrero, por San Juan canta en el gallinero”.