10 DE ABRIL

Santa Magdalena de Canossa

Nacida en Verona (1774) en una familia aristocrática, Magdalena quedó huérfana de padre a los cinco años. Su madre se casó de nuevo y la confió a una difícil institutriz. Muy enferma a los quince años se decide por la vida religiosa con las Carmelitas, pero vuelve a casa y se hace cargo de la administración. Con la llegada del ejército francés huye a Venecia donde empieza a recoger niñas huérfanas y necesitadas: «¿haber nacido marquesa, me tiene que privar de tener el honor de servir a Jesucristo en sus pobres?» .

En 1816 el Papa Pío VII aprobará la fundación de las Hijas de la Caridad y en 1828 León XII aprobará su regla. Cuando el papa Juan Pablo II la canonizó en 1988 dijo: «En ella la ley evangélica de la muerte que da la vida encuentra una nueva y luminosa realización».