1 DE AGOSTO

San Alfonso M. de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia

Brillante abogado napolitano, Alfonso (1696-1787) abandonó sus lazos profesionales para enseñar el catecismo a los pobres y los abandonados. Habiendo fundado la Congregación del Santísimo Redentor (redentoristas) para que su obra continuara, escribió entre otras obras su «Teología Moral», que ha hecho el patrón de los moralistas.

Frente al pesimismo religioso de la época y del rigorismo jansenista (sólo algunos son los «agraciados»), Alfonso proponía el gran principio del amor y la misericordia de Dios: «La primera fuente de gracia es la misericordia … La quintaesencia de las obligaciones del confesor radica en reproducir la imagen del Padre celestial. Los penitentes deben poder experimentar por medio de él la bondad de Dios ».

También celebramos la fiesta de San Feliu

Según la tradición, originario de Scilium (norte de África), Feliu murió mártir (~ 304) en la ciudad de Girona. El poeta Prudencio († 410) lo canta (Peristephanon); los primeros calendarios y libros litúrgicos hispánicos sitúan su fiesta el 1 de agosto; Gregorio de Tours (siglo VI) en la «Historia de los Francos» habla del traslado de parte de las reliquias a Narbona; Ildefonso de Toledo, en su tratado sobre «Los barones ilustros» describe como Nonnit, obispo de Girona, era muy devoto. Feliu, un mártir muy popular en Girona.