La XXXIII Jornada de la Gente del Mar explica cómo les ha impactado la pandemia

La mesa redonda profundiza sobre las problemáticas que se han encontrado las personas vinculadas con el mundo marítimo a causa de la Covid-19

La XXXIII Jornada de la Gente del Mar, organizada este noviembre telemáticamente, ha celebrado una mesa redonda dónde han participado diferentes agentes clave en la actividad portuaria profundizando sobre el impacto que ha provocado la pandemia de la Covid-19 en las personas trabajadoras vinculadas con el mundo marítimo.

Con el título «Como ha afectado y afecta la pandemia a la gente de mar» la mesa redonda ha ido de la mano del presidente de la Cofradía de pescadores, José Manuel Juárez; el práctico, Andreu Ferrer; el Inspector de ITF, Marc Martí; el responsable de cruceros de Stella Maris, Jerónimo Dadin; y la jefa de Cruceros del Puerto de Barcelona, Mar Pérez. Todos ellos moderados por el presidente de la Asociación Catalana de Capitanes de Marina Mercante, Agustín Montori.

La pandemia vivida en el mar

Desde que empezó la pandemia muchos colectivos se han visto gravemente afectados por esta crisis sanitaria y económica. Uno de estos colectivos son las personas vinculadas al mundo marítimo, puesto que estas tripulaciones de los barcos se han acabado convirtiendo en unos de los «trabajadores esenciales invisibles de la pandemia».

El presidente de la Cofradía de Pescadores de Barcelona, José Manuel Juárez, ha manifestado su desconcierto del principio de la pandemia cuando su sector era considerado imprescindible y a la vez tenían muy poca información. Por este motivo intentaron minimizar los riesgos y esto los comportó grandes pérdidas. «Nadie nos daba soluciones, ni se podían conseguir mascarillas o guantes, así que de los 250 trabajadores a la cofradía de Barcelona, 18 dieron positivo». Además, José Manuel Juárez explica que la cofradía «ha facturado un 30% menos que la media de los últimos ejercicios» un porcentaje muy elevado que ha mantenido a muchos trabajadores sin ingresos y que «ha representado que los tripulantes hayan perdido más del 26% de sus ingresos».

Por otro lado, el presidente de la Asociación Catalana de Capitanes de la Marina Mercante y conductor de la jornada, Agustín Montori, ha destacado que «los marineros lo están pasando muy mal en esta pandemia». Algunas tripulaciones «hace 20 meses que no pueden volver a casa, cuando el Convenio sobre el Trabajo Marítimo establece una permanencia máxima de once meses».

Los problemas sistemáticos de las tripulaciones por la Covid-19

Francesc Bonada, Andreu Ferrer, Marc Martí i Jerónimo Dadin, han sido los responsables de explicar los problemas sistemáticos del ámbito laboral de las tripulaciones. Una vulnerabilidad en las condiciones de trabajo a la que se ha sumado el estrés y la incertidumbre de la Covid-19.

En las jornadas se han presentado y explicado experiencias y situaciones límite de las tripulaciones en la primera ola del coronavirus, con un limitado acceso al contacto familiar, largos periodos a bordo de los barcos y la problemática de la facilitación de los cambios de tripulación. «Se trata de explicar o valorar la importancia de la gente de mar, que trabaja en condiciones duras, y que no están bastante reconocidos» ha explicado Bonada.

La atención de Stella Maris a las tripulaciones

El responsable de cruceros de Stella Maris, Jerónimo Dadin, ha explicado la experiencia que tuvo durante los meses más duros de pandemia. Uno de estos casos fue de unos 40 tripulantes de un barco de crucero. Muchos de ellos eran europeos y no tuvieron muchos problemas para volver a sus países de origen, pero se presentó el caso de 23 indios que les habían cancelado el vuelo y no sabían cuando podrían volver a casa. En este caso Stella Maris estuvo a su lado telefónicamente. Dadin también explica la experiencia con los barcos mercantes y como fue el cambio que supuso que todo se hiciera telemáticamente y solo puedas bajar a tierra una persona. Lo que más pedían los tripulantes eran tarjetas SIM para habla con las familias, por eso desde Stella Maris «desarrollamos un sistema, con la colaboración de las terminales, que consistía en enviar un mensajero que daba el sobre con las tarjetas a una persona de la terminal que lo hacía llegar al barco».

18 meses a bordo

El práctico, Andreu Ferrer, ha explicado todos los protocolos que tiene que seguir un práctico para subir a un barco, además ha asegurado que muchos tripulantes llevan entre 9 y 18 meses a bordo sin poder volver a casa, algo que no es recomendable porque asegura que «el máximo tiempo de embarque reglamentado son 11 meses» esto provoca que muchos marineros «sufran un fuerte desarraigo social». Además el tráfico de barcos en el puerto de Barcelona ha bajado un 45%.

El Inspector de ITF, Marc Martí, destaca la grave situación que están viviendo los marineros a causa de «la imposibilidad de repatriación, la carencia de acceso a tierra,  el cierre de fronteras, la cancelación de vuelos y la carencia de comunicación con las familias». Muchos marineros, asegura Martí, «llevan una sobrecarga física y mental que ha hecho aumentar el número de suicidios». El ITF ha ayudado a repatriar a 350 marineros desde España, pero los cerca de 400.000 tripulantes retenidos en los barcos ha provocado que el porcentaje de los accidentes por factor humano vaya en aumento, ahora lo son el 66%. Además hay más barcos abandonados y más cansancio entre la tripulación.

El drama de los cruceros

La jefa de Cruceros del Puerto de Barcelona, Mar Pérez, ha hablado sobre la grave situación de los cruceros desde que empezó la pandemia. Se ha mostrado crítica sobre la decisión del pasado marzo de cerrar, de hoy para mañana, el acceso de los cruceros a los puertos justo en el momento que empezaba la temporada. Una problemática que ha provocado situaciones muy difíciles para todas las personas que se quedaron encerradas en un crucero durante la pandemia. Mar Pérez plantea la pregunta sobre si el tiempo en tierra se puede considerar igual que el tiempo en el mar. Por eso pide «ajustar todos los protocolos a las necesidades de la gente de mar»

Mar Pérez reclama una mayor «visibilidad» de la gente de mar y considera «fundamental la coordinación entre organizaciones». La directora de Cruceros del puerto de Barcelona considera clave poner «el foco sobre la gente de mar».

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...