La Fundación Pere Tarrés «gradúa» 900 jóvenes como monitores y directores de tiempo libre

Más de 300 personas asistieron a la entrega de carnets y diplomas que tuvo lugar en los jardines del Palacio Real de Pedralbes de Barcelona

Después de una etapa lectiva de más de un centenar de horas y de casi doscientas más de prácticas, unos 900 jóvenes obtuvieron el título de monitores y directores de tiempo libre infantil y juvenil de la Escuela del Esplai de la Fundación Pere Tarrés, homologado por la Dirección General de Juventud de la Generalitat de Catalunya.

Más de 300 jóvenes entre monitores y directores asistieron a la entrega de carnets y diplomas que tuvo lugar el jueves 29 de junio en los jardines del Palacio Real de Pedralbes de Barcelona. El acto contó con la presencia de Dolors Bassa i Coll, consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Marta Vilalta, directora general de Juventud, Josep Oriol Pujol y Humet, director general de la Fundación Pere Tarrés y Rafael Ruiz de Gauna, director de Relaciones Institucionales, Formación y Consultoría de la Fundación Pere Tarrés. El resto de educadores participaban en las actividades de ocio veraniego.

«Lo que hacéis es transmitir valores, de forma individual y colectiva, sois una herramienta de transformación social» afirmó Dolors Bassa, consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias a los jóvenes monitores y directores presentes en el acto de entrega de diplomas. La Consejera entregó el carnet de director a Javier Crespo Collado que habló sobre la formación en el tiempo libre. El director general de la Fundación Pere Tarrés, Josep Oriol Pujol y Humet, por su parte, entregó el carné de monitora a Julia Florences Corominas, que afirmó: «creo en la educación en el tiempo libre como un arma para transformar el mundo «.

El acto estuvo conducido y amenizado por el grupo musical «La Tresca y la Verdesca», que con su actuación pusieron punto y final al acto de entrega de diplomas y carnets de directores y monitores.

La formación de monitores y directores, una prioridad

La formación y capacitación de los monitores y directores que educan y atienden a los niños y jóvenes en sus momentos de ocio ha sido siempre una prioridad para la Fundación Pere Tarrés. De hecho, la Escuela del Esplai de la Fundación Pere Tarrés es la primera escuela de Cataluña dedicada a la formación en el tiempo libre. La Escuela del Esplai formó a 2.798 alumnos en cursos de monitores y directores de actividades de ocio durante el año 2016. Además, la Escuela del Esplai fue la primera del Estado, con un primer curso para monitores y responsables organizado en 1960 en el marco de Cáritas. Con casi 60 años de experiencia, innovación, asesoramiento y acompañamiento a los más de 100.000 alumnos que han participado en cursos, la Escuela del Esplai se sitúa como líder en la titulación de monitores y directores cada año. Para la Fundación Pere Tarrés, capacitar monitores es fundamental dado que garantizan la calidad educativa y social y el crecimiento de los niños.

La formación de Monitor en el ocio infantil y juvenil prepara a los alumnos para intervenir de forma educativa en actividades de ocio infantil y juvenil, capacitándolos para organizar, dinamizar y evaluar actividades en el marco de la programación general de una organización, por medio de la aplicación de las técnicas específicas de animación grupal, con una incidencia explícita en la educación en valores y con atención a las medidas básicas de seguridad y prevención de riesgos.

Por su parte, la formación de Director de actividades de educación en el tiempo libre infantil y juvenil es la formación que prepara a los alumnos para intervenir en tareas de coordinación de equipos en actividades de tiempo libre infantil y juvenil, así como en la planificación, organización, gestión, dinamización y evaluación de proyectos de ocio educativo dirigidos a la infancia y la juventud en todos sus aspectos. A la vez, les permite representar estos proyectos interna y externamente asumiendo la creación, el control y la dinamización del equipo de personal monitor.

60 años de compromiso social y educativo
La entrega de carnets y diplomas de monitores y directores coincide con el 60º. aniversario del origen de la Fundación Pere Tarrés, nacida en el marco de Cáritas en 1957. En estos años, la Fundación ha convertido en una entidad que trabaja en diversos ámbitos relacionados con la educación en el ocio y el voluntariado, pero que también atiende a niños y adolescentes en riesgo de exclusión gestionando servicios sociales y socioeducativos.

El momento de culminar el trabajo realizado durante el curso en los centros de esplai
La entrega de carnés y diplomas coincide también con el inicio de las más de 450 actividades que la Fundación Pere Tarrés, la entidad de ocio más grande de Cataluña, ha preparado por más de 20.000 niños y jóvenes junto con sus centros de esplai federados al Moviment de Centres d’Esplai Cristians Catalans. De hecho, las más de 350 actividades que realizarán los centros recreativos son posibles gracias al trabajo y compromiso de monitores y monitoras voluntarias, jóvenes que dedican una parte de su tiempo a educar a niños y jóvenes para contribuir en su crecimiento y desarrollo como personas.

Fuente: Sala de Prensa de la Fundación Pere Tarres

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...