El Papa inaugura una escultura con motivo de la Jornada Mundial de los Migrantes y Refugiados

La Plaza San Pedro del Vaticano lucirá la escultura para que recuerde a todos "el reto evangélico de la acogida"

Con motivo de la Jornada Mundial para los migrantes y los Refugiados, el Papa Francisco inauguró este domingo 29 de septiembre, una gran escultura de bronce y arcilla en la Plaza de San Pedro. Esta quiere ser un homenaje a todos los migrantes y refugiados de diferentes culturas y períodos de la historia. El autor de la obra es del artista canadiense Timothy Schmalz, muy conocido por la escultura llamada Homeless Jesus, que representa a Jesús, en tamaño natural, como un hombre sin techo tumbado en un banco.

Esta escultura está situada delante de la Iglesia de Santa Ana de Barcelona. La escultura de la Plaza de San Pedro, con el título de Angels unaware, de 6 metros de largo y tres toneladas de peso, representa a 140 migrantes y refugiados. Como dijo el Papa a la hora del Angelus, «He querido esta obra artística aquí, en la Plaza de San Pedro, para que recuerde a todos el reto evangélico de la acogida», y también citó este texto de la carta a los Hebreos (13,2): «No se olvide de practicar la hospitalidad; gracias a ella, algunos, sin saberlo, acogieron ángeles».

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...