Card. Omella: «Debemos construir un mundo más fraterno pensando que los jóvenes son el futuro»

El arzobispo de Barcelona participa en la 7ª Jornada de Estudio de la Fundación Casa de la Misericordia sobre el impacto del Covid en los niños y jóvenes

El arzobispo de Barcelona, Card. Juan Josep Omella ha participado esta semana en la 7.ª edición de la Jornada de Estudio anual de la Fundación Privada Casa de la Misericordia. Este año, la sesión la ha patrocinado la Federación Internacional de Médicos Católicos en el Mundo (FIAMC) y se ha centrado en en el Impacto de la Covid en los niños y jóvenes y perspectivas de futuro.

La Casa de la Misericordia es una entidad privada de inspiración cristiana, que realiza una obra benefico asistencial a través de diferentes servicios. Su tarea principal se centra a acoger niñas en situación de pobreza, procedentes de familias desestructuradas, con carencias económicas graves. Los proporciona acogida social, en régimen de pensión completa y formación docente.

En relación a aquello que afecta al ámbito de la Fundación, al inicio del acto, intervino el presidente de la Fundación Casa de la Misericordia, Josep Maria Genescà, destacando la importancia del tema. Este expuso que el objetivo de la temática elegida era la necesidad de profundizar en aspectos de singular interés que ha suscitado la pandemia en los niños y jóvenes. Entre estas, las repercusiones que puede tener en la educación, las consecuencias en salud mental y física e incidencias en la comunicación social y digital.

Dedicación científica y humana

Por otro lado, el presidente de (FIAMC), Dr. Josep Maria Simón, introdujo el tema de la Jornada de Estudio, recalcando el contexto global sociosanitario actual, a raíz del Covid. Una situación, en la cual «muchas instituciones no han estado a la altura de las circunstancias – exponía el Dr. Simón-, mientras que otros han logrado la excelencia en su servicio a los otros, todo y errores y dificultades». En este sentido, ha subrayado el papel de la Casa de la Misericordia, con una trayectoria y experiencia muy amplia teniendo cura de niños, que ha vivido en primera línea el impacto del Covid en las niñas que acoge. Tal como dijo el Dr. Simón, niños que «han sufrido y sufren la actual situación sanitaria y económico social que se nos presenta a los cuales los debemos una dedicación más científica y más humana». 

Construir juntos en tiempos de pandemia

El cardenal Omella, después de conducir la plegaria inicial, dirigió unas palabras a los presentes. De entrada felicitó la iniciativa de la jornada, que va en la línea hacia aquello que todos estamos gritados: «construir un tiempo mejor también en tiempo de pandemia». Ante este contexto de «miedo e incertidumbre», recordó que todos «navegamos en la misma barca». En este sentido, y en la línea de la encíclica del papa Francisco Fratelli Tutti, dijo que «solo podremos salirnos trabajando como hermanos, remando juntos y protegiendo los más desfavorecidos y vulnerables».

Finalmente, el arzobispo de Barcelona animó que la jornada sirviera para «descubrir los valores y carencias en los jóvenes en este tiempo del Covid. Sin confrontarnos – continuaba el cardenal-. Es decir, uniendo esfuerzos para construir un mundo más fraterno. Pensado cómo dice el papa que los jóvenes son el presente», dijo.

A lo largo de la jornada, intervinieron varios expertos repartidos en dos grandes bloques para profundizar: Repercusiones en la Educación y Consecuencias de la pandemia en la Salud mental y física. Finalmente, cerró esta 7.ª Jornada el rector de la Universidad Abad Oliba CEU, Dr. Rafael Rodríguez-Ponga.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...