Canri Situmorang, nuevo capellan claretiano de Barcelona

El obispo auxiliar de Barcelona Javier Vilanova preside la ordenación presbiteral en el santuario del Inmaculado Corazón de María de la diócesis

Fotografía: Claretianos

“Reafirmo mi obediencia y fiel disposición a la misión de la Iglesia”. Con este compromiso se ha ordenado cura el misionero claretiano Canri Situmorang este sábado por la mañana en Barcelona. Lo ha hecho acompañado de un centenar de hermanos de congregación, amigos, familiares y parroquianos, y también de quienes han seguido la celebración por internet desde Indonesia y otras partes del mundo. “Todo esto es muy grande, como el amor gratuito de Dios”, ha dicho Situmorang, visiblemente emocionado por el don de la fe y el compromiso que acababa de asumir. En concreto, ha dado gracias a Dios por ayudarlo “a decir sí” más allá de sus “desconfianzas y debilidades”.

El obispo auxiliar de Barcelona Javier Vilanova ha presidido la ordenación presbiteral en el santuario del Inmaculado Corazón de Marái de Barcelona. Con él, Canri Situmorang, reciente ordenado capellán, ha concelebrado por primera vez, junto al provincial de San Pablo, Ricard Costa-Jussà, y del delegado de la provincia en Cataluña, Màxim Muñoz. Dos claretianos significativos en la etapa formativa de Situmorang desde que fue destinado en la Provincia de San Pablo en 2015.

Los han acompañado también todo el gobierno provincial –con Ray AdormeoJosep CodinaRafael Gómez i Renato Caprioli–, el rector de la parroquia, Shinto Thomas, representantes de las comunidades claretianas de Cataluña, así como varias personas vinculadas a la familia claretiana y a la comunidad parroquial.

“El fruto que se te pide es que estimes”

En la homilía, Vilanova ha hablado de la misión que Dios le encomienda: “El fruto que se te pide es que estimes”. Ha pedido al claretiano que trabaje por la comunión de la iglesia “de Oriente en Occidente”, que sea “humilde y fiel instrumento de Dios” y que sea un buen pastor, como lo fue Jesús o el mismo san Antonio María Claret. Del fundador de los misioneros claretianos ha leído la plegaria en que pide a Dios “procurar por todos los medios contagiar a todos de tu amor”.

Situmorang ha sido revestido por sus hermanos claretianos con la estola y con la casulla, propias del ministerio que ejercerá. Y ha asumido este compromiso de servicio eclesial, “por el don del sacerdocio” recibido de manos del obispo Vilanova. “Ahora que por el sacramento se me ha constituido su colaborador, reafirmo mi obediencia y fiel disposición a la misión de la Iglesia”.

“A la congregación claretiana le debo mi segundo nacimiento”

En su parlamento al final de la celebración también se ha dirigido a los hermanos claretianos: “A la congregación claretiana le debo mi segundo nacimiento”. Ha agradecido la formación recibida, tanto en Indonesia como Cataluña, y ha expresado su estima por la espiritualidad claretiana y su “sentido apostólico y misionero”.

El claretiano ha dirigido un saludo especial a sus padres, hermanos y a los claretianos de la delegación de Indonesia-Timor Este, que lo han podido seguir por internet. Ha valorado “tanta diversidad aquí reunida”, en alusión a quienes lo han seguido por internet, así como a la asamblea presente en el Inmaculado Corazón de María de Barcelona.

 

Fuente: Claretians

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...