50 años juntos a la carretera

Medio siglo del departamento de Pastoral de la Carretera coincidiendo con la Jornada de Responsabilidad de Tránsito

Llega el verano, y con él los viajes. Se coge el coche con la mínima precaución a la carretera viendo mucho lejos los accidentes; pero la mortalidad en estos aumentó casi un 8% el 2017.

La gran mayoría de los siniestros a la carretera se producen en vacaciones. Ahora que llega el verano hay que tomar conciencia de la arma que dominamos cuando subimos al coche. Por este motivo, la Pastoral de Tránsito del Arzobispado de Barcelona propone una serie de sencillas propuestas para evitar de manera eficaz cualquier accidente; “salir con tiempo, sin mal humor, descansados, felices de ir con compañía o sólo, pero ilusionados y abiertos. Descansamos si el viaje es largo, evitamos el alcohol y las drogas y las comidas abundantes. Y no olvidamos nunca ser amables con los otros conductores. Todos cometemos errores y saber pedir perdón es muy gratificante y saludable”.

50 años de la Pastoral de la Carretera

Este año el departamento de Pastoral de la Carretera, de la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, hace 50 años. El próximo 1 de julio se celebrará la Jornada de Responsabilidad de Tránsito coincidiendo con la festividad de San Cristóbal, patrón de los conductores, el 10 de julio; con un lema profundo cómo es “Recordad que siempre estaré con vosotros”.

El Cardenal Juan José Omella, en su carta dominical habla del lema de este año: «Un lema que se inspira en la frase final del Evangelio de San Mateo que dice Jesús resucitado a los discípulos a Galilea, antes de volver al Padre: «Yo estoy con vosotros día tras día hasta el fin del mundo» (Mt 28,20)».

San Cristóbal 

Fuentes legendarias coinciden que era un hombre gigante y corpulento que, antes de convertirse, ayudaba los viajeros a atravesar un peligroso vado. En una ocasión, ayudó un niño a cruzar el río. Sorprendido por el peso del niño, que aumentaba a cada paso que hacía, el niño le dijo que era Jesús. El nombre de Cristóbal (del griego Christóforos) quiere decir «Portador de Cristo». El hecho de haber prestado servicios a viajeros, lo han convertido desde hace siglos, en patrón de los conductores y, también de todos aquellos que nos movemos a pie por ciudades, pueblos y caminos como peatones.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...