200 personas participan en la Carrera de Orientación Solidaria en Badalona

Fundación Alta organiza la competición con el objetivo de romper el círculo de exclusión social a través de redes comunitarias

Dos centenares de personas llenaron la Plaza Antonio Machado del barrio de La Salud de Badalona. La finalidad era colaborar con la segunda Carrera de Orientación Solidaria organizada por la Fundación Salud Alta y por voluntarios del Club de Orientación de Cataluña.

Carácter inclusivo

Este 27 de octubre, desde primera hora de la mañana, los participantes recorrieron los alrededores en busca de más de 40 hitos. Algunas de las novedades incorporadas más sorprendentes fue la “zona memorística” y los hitos falsos. Pero, este año la carrera ha destacado sobre todo por el carácter inclusivo que ha tenido: se ha sumado una mezcla de perfiles muy diversos. Ha acogido tanto participantes de categorías expertas, como personas procedentes otras ciudades o barrios que han hecho la carrera corriendo o andando. También han participado equipos de adolescentes y familias del barrio.

Una vez acabada la carrera, se hizo la entrega de los premios a los mejores corredores de cada categoría. A cada ganador le tocó, a través de un sorteo, uno de los regalos cedidos por las 20 empresas y entidades colaboradoras. El obsequio consistía en el lote y un diploma, diseñado por dos adolescentes del proyecto A100.

Logrando objetivos

La Fundación Salud Alta celebra que se han logrado los objetivos principales propuestos en esta nueva edición. Por un lado, se ha conseguido la participación de gente externa a la entidad, que han podido conocer de cerca una realidad desconocida por mucha gente.

Por la otra, con esta iniciativa se ofrece una actividad de calidad, que promueve la participación comunitaria. Y es que el formato transversal de las carreras de orientación permite reunir participantes muy diversos. Maria Nadeu, directora de la Fundación Salud Alta, comentaba el papel del barrio: “a pesar de las dificultades estructurales que sufre la población que vive, tiene mucha riqueza para ofrecer”.

Romper el círculo

La Fundación Salud Alta, entidad organizadora de esta actividad, forma parte del sector social de la Compañía de Jesús. La finalidad es ayudar en el desarrollo de la población del barrio a través de la educación, ofreciendo especial atención a los niños y a las personas más necesitadas. Con sus proyectos, junto con la participación en plataformas y redes comunitarias, se incide positivamente en la realidad, generando procesos personales y comunitarios que rompan el círculo de la exclusión social.

Fuente: Jesuïtes Catalunya

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...