8 DE ABRIL

Santa Julia Billiart

La salud marcó la vida de María Rosa Julia, nacida en 1752 en Cuvilly. De joven -eran tiempos de revolución en Francia-, quedó tan traumatizada por el disparo que recibió su padre en la calle, que no pudo caminar durante años. Pero desde la cama oraba, cosía ropa para la parroquia del pueblo y sobre todo hacía catequesis a los niños. Como se sabía de memoria el catecismo, pudo recibir la Primera Comunión y Confirmación a los nueve años.

Después de 22 años, el día del Sagrado Corazón (1804) el sacerdote Enfantin, llamándola con un nuevo Cristo, la levantó de la cama. Ya no parará más. Con la ayuda de su principal amiga Francesca Blin y de un sacerdote iniciaron lo que sería el Instituto de Nuestra Señora de Namur (1806), ocupándose de los niños más abandonados, a través de orfanatos y enseñanza de la catequesis. Y claro, fue una buen amante y propagadora del Sagrado Corazón. Murió el 8 de abril de 1816 en Namur y fue canonizada en 1969 por el Papa Pablo VI. Es patrona de catequistas.