6 DE JULIO

Santa María Goretti, virgen y mártir

Joven italiana de familia sencilla (1890), ayudó a su madre y los cuatro hermanos cuando se quedó huérfana. Murió apuñalada a los 12 años (1902), un mes después de su primera comunión, por el hijo de unos vecinos, porque «él me quería hacer cometer un pecado feo, y yo no lo he querido». Ella perdonó de todo corazón al agresor. Éste, después de ocho años de prisión, pidió perdón a su madre, y pudo asistir a la canonización (1950). Hay una imagen de ella en el capilla de Santa Lucía.