31 DE DICIEMBRE

San Silvestre I, papa

Acabamos el año recordando este papa que supo organizar la Iglesia después de la paz constantiniana (313). Fue elegido obispo de Roma en enero de 314, justo después de que el emperador Constantino legalizara el cristianismo y pusiera fin a la época de las persecuciones.

Durante su pontificado, por voluntad del emperador, se construyeron las basílicas de San Juan de Letrán y San Pedro del Vaticano; y al mismo tiempo, fue, en este tiempo, en el que estalló la herejía arriana, que afirmaba que Jesús no era Dios, y que fue condenada en el concilio de Nicea del año 325. Silvestre murió en el año 335. Se venera en la girola de la catedral de Barcelona.