30 DE AGOSTO

Beatas Fidela Oller, Angelats y compañeras, mártires

En este penúltimo día del mes volvemos a recordar el testimonio valiente de religiosas que dieron la vida por defender su fe como consecuencia de aquel levantamiento trágico en el mes de julio del 36. El 23 de enero de 2015 la catedral de Girona estaba llena hasta los topes, en la beatificación de tres religiosas del Instituto de las Hermanas de San José (fundado por María Gay y conocidas como Hermanas velador): Fidela Oller Angelats, Facunda Margenat Roura y Josefa Monrabal Montaner. Fidela había nacido en Banyoles en 1869 y le pusieron el nombre de Dolores. Fue en 1892, el día de la profesión que escogió de nombre de Fidela.

Después de varios destinos en el Principado (Malgrat de Mar, Mataró, Camprodon, Palamós) en 1926 es destinada a Gandia para fundar una comunidad. Fue el 28 de agosto de aquel 1936 cuando fue encarcelada por un grupo de milicianos, subida a un camión y llevada a Valencia para ser fusilada en la «Pedrera de Xeresa» la madrugada del día siguiente, junto a la Madre Josefa Monrabal.

La Madre Facunda ya había sido fusilada la noche del 26 al 27 en una cuneta del hipódromo de Can Tunis y enterrada en una fosa común del cementerio de Montjuïc.