3 DE AGOSTO

Beatos Alfonso López López, presbítero y Miquel Remón Salvador, religiosos y mártires

Beatos Alfonso López López, presbítero y Miguel Ramón Salvador, religiosos y mártires

Vidas paralelas las de los beatos Alfonso y Miguel. Los dos sintieron la vocación religiosa y entraron en la comunidad de Granollers, la única que la Congregación de los Hermanos Menores Conventuales tenían en España. Después de profesar fueron enviados al santuario italiano de Loreto y volvieron nuevamente a la comunidad de Granollers. Y fue el 20 de julio de aquel fatídico 1936 cuando el convento fue asaltado y quemado. Los religiosos se dispersaron y Alfonso fue detenido en Samalús y fusilado el 2 de agosto; Miguel lo fue al día siguiente en el mismo lugar. Ambos fueron beatificados el 11 de marzo del 2001; y ambos eran aragoneses: Alfonso, de Secorún (Huesca) y Miguel, de Caudé (Teruel).

  1. En Nápoles, de la Campania, san Asprenato, primer obispo de la ciudad (s. II/III).
  2. En Autun, en la Galia Lugdunense, san Eufronio, obispo, que edificó una basílica en honor del mártir san Simforiano y dotó de mayor adorno y belleza el sepulcro de san Martín de Tours (d. 475).
  3. En el monte Másico, de la Campania, san Martín, que, llevando una vida solitaria, permaneció muchísimos años encerrado en una estrechísima cueva (580).
  4. En Anagni, en el Lacio, san Pedro, obispo, que brilló primeramente en la observancia monástica y después en el celo pastoral, y llevó a término la construcción de la iglesia catedral (1105).
  5. En Lucera, en la Apulia, beato Agustín Kazotic, obispo, de la orden de Predicadores, que en un principio estuvo al frente de la Iglesia de Zagreb y, posteriormente, por la hostilidad del rey de Dalmacia, asumió la sede de Lucera, donde desarrolló una gran obra de ayuda en favor de los pobres y los necesitados (1323).
  6. En Alicante, beato Salvador Ferrandis Segui, presbítero y mártir, que, en el furor de la persecución contra la fe, derramó su sangre por Cristo y alcanzó así la palma de la gloria (1936).
  7. En la aldea de Samalús, cerca de Barcelona, beatos mártires Alfonso López López, presbítero, y Miguel Remón Salvador, religiosos de la Orden de Hermanos Menores Conventuales, que en la misma persecución recibieron la corona del martirio por dar testimonio de Cristo (1936).
  8. En Barcelona, beato Francisco Bandrés Sánchez, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que, en tiempo de la misma persecución, confirmó con su sangre su fidelidad al Señor (1936).

aNo estés al sol sin sombrero, ni en agosto, ni en enero.

aNo estés al sol sin sombrero, ni en agosto, ni en enero.