25 DE NOVIEMBRE

Santa Catalina de Alejandría, virgen y mártir

Según la tradición, convertida ella misma en el cristianismo, esta joven valiente y erudita va encaterinar la misma mujer del emperador Majencio, lo que no le hizo ninguna gracia, al marido. La tradición nos habla de uñas afiladas y una espada como objetos de su martirio. Estamos en el siglo IV: la tradición, quiere remarcar la pujanza de la nueva fe frente al paganismo romano. Hoy Sta. Caterina (de Aikatharina = pura, inmaculada) de Alejandría. Fue muy popular en la Edad Media, y su culto tiene un importante punto de referencia en el monasterio que se encuentra del pie de monte Sinaí. Y también tenemos más cerca la ermita de Torroella de Montgrí que inspiró a Caterina Albert la novela «solitud». Estatuas en la girola y en la nave izquierda de la catedral de Barcelona.