25 DE ENERO

La Conversión de San Pablo

Camino de Damasco, el fariseo Saulo de Tarso descubre que Jesús Resucitado se identifica con los cristianos que él persigue. Toda su vida le queda marcada: «Ya no soy yo quien vivo, es Cristo quien vive en mí» (Ga 2,20). «Para mí vivir es Cristo» (Flp 1,21), «El amor de Cristo nos domina» (2Cor 5,14), «Sed mis imitadores, como lo soy de Cristo» (1Cor 11,1).

Con mucho acierto, en 1908 se inició la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos celebrada del 18 al 25 de enero. Es patrón secundario del arzobispado de Tarragona. Tiene una estatua en la nave derecha de la catedral de Barcelona.