17 DE FEBRERO

Los siete santos fundadores de la Orden de los Siervos de María

Siete seglares florentinos de casa buena, dejan sus riquezas y se ponen de acuerdo para hacer vida eremítica y dedicarse a la predicación, como Sirvientes de la Virgen (Servitas). Supieron armonizar dos espacios simbólicos: la ciudad (Florencia), donde se debe luchar más por la solidaridad y la pobreza; y la montaña (Monte Senario), donde parece más fácil encontrarse en la contemplación necesaria para la experiencia de comunión fraterna. La fecha de hoy corresponde a la de la muerte de uno de los siete, Alejo Falconieri (1310).

¿Qué les faltaba a esos florentinos ricos? Les faltaba la riqueza de dedicarse a los demás. ¡Querían ser afortunados, bienaventurados! En la ciudad. En la montaña. En todas partes.