12 DE NOVIEMBRE

San Josafat, obispo y mártir

San Josafat, monje basiliano y obispo de Pólozk (Bielorrusia), iba «tanto lleno del Espíritu de Dios» que durante una visita pastoral «dio la vida por sus ovejas», el 12 de noviembre de 1623.

Su cuerpo fue arrojado al río Dvina. Su gesto fue un reflejo de la actitud que nos pide el Evangelio: «dar la vida por sus amigos» (Jn 15,13). Había nacido en Wolodymyr (Ucrania) en una familia ortodoxa. Canonizado en 1867, su cuerpo se venera en la basílica de San Pedro del Vaticano.