12 DE NOVIEMBRE

San Josafat, obispo y mártir

Día 12 de noviembre XXXII: San Josafat, obispo y mártir

San Josafat, monje basiliano y obispo de Polotsk (Rutenia), iba «tan lleno del Espíritu de Dios» que durante una visita pastoral «dio su vida por sus ovejas» el 12 de noviembre de 1623. Su cuerpo fue arrojado al río Dvina. Su gesto fue un reflejo de la actitud que nos pide el Evangelio: «dar la vida por sus amigos» (Jn 15,13). Había nacido en Wolodymyr (Ucrania) de familia ortodoxa. Canonizado en 1867, su cuerpo se venera en la basílica de San Pedro del Vaticano.

 

  1. Memoria de san Josafat (Juan) Kuncewicz, obispo de Polotsk, en Rutenia, y mártir, que con ardor incesante impulsó a su pueblo hacia la unidad católica, cultivó con piadosa dedicación el rito bizantino-eslavo en Witebsk, que entonces estaba bajo la jurisdicción de Polonia, y, cruelmente perseguido por una chusma enemiga, murió por la unidad de la Iglesia y la defensa de la verdad católica (1623).
  2. San Nilo, abad, que, considerado discípulo de san Juan Crisóstomo, estuvo al frente de su monasterio durante largo tiempo y difundió en sus escritos la doctrina ascética. En Ancira, Galacia (430).
  3. San Macario, obispo, oriundo de Irlanda, a quien se considera discípulo de san Columba y fundador de esta Iglesia. En la isla de Mull, Escocia (s. VI).
  4. San Hesiquio, obispo, promovido desde la dignidad de senador a la episcopal. Sus hijos fueron san Apolinar, obispo de la Iglesia de Balance, y Avito, que le sucedió en la sede de Vienne. En Vienne, Burgundia (552).
  5. San Millán o Emiliano, monje y presbítero, que después de llevar una vida eremítica y clerical, abrazó la vida monástica y se hizo famoso por su generosidad hacia los pobres y el don de profecía. En los montes de la región de la Cogolla, no lejos de Logroño, España (574).
  6. San Cuniberto, obispo, que después de las invasiones de los bárbaros, renovó en la ciudad y en todos los pueblos la vida de la Iglesia y la piedad de los fieles. En Colonia, Austrasia (663).
  7. San Labuino, monje y presbítero, procedente de Inglaterra, que se dedicó a procurar la paz y salvación de Cristo a todos los habitantes de la región. En Daventer, Frisia (775).
  8. Santos Benito, Juan, Mateo, Isaac y Cristiano, mártires, que fueron enviados a propagar la fe en tierras de Polonia y fueron degollados una noche por los ladrones. Con ellos se conmemora también a Cristiano, su criado, ahorcado en los alrededores de la capilla. En Kasimierz, junto al río Warta, Polonia (1003).
  9. Beato Juan Cini, religioso, llamado «de la Paz», que pasó del servicio militar al servicio de Dios en la Tercera Orden Regular de San Francisco. En Pisa, Toscana (c. 1335).
  10. San Diego, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que se destacó tanto en las islas Canarias como en la iglesia de Santa María de Araceli, Roma, por su humildad y caridad en el cuidado de los enfermos. En Alcalá de Henares, España (1463).
  11. San Margarito Flores García, presbítero y mártir, que, en la gran persecución contra la Iglesia, debido a su condición de sacerdote, obtuvo la gloria del martirio al ser encarcelado y fusilado. En la ciudad de Tulimán, México (1927).
  12. Beato José Medes Ferris, mártir, que durante la persecución contra la fe, por su valiente fidelidad, el Señor le concedió el premio eterno. En la villa Alcudia de Carlet, en la región de Valencia, España (1936).

 

  • Otros: advocaciones marianas, conmemoraciones de congregaciones religiosas, santos y beatos (tradición, costumario…).
  • Benedictinos, Cistercienses y Cistercienses de la Estricta Observancia: San Teodoro Estudita, abad (826), y San Josafat, obispo y mártir (1623).
  • Misioneros Oblatos de María Inmaculada: Dedicación de la propia iglesia.

 

De San Martín en adelante, ya no hay diablo que aguante.

De San Martín en adelante, ya no hay diablo que aguante.