1 DE DICIEMBRE

San Edmundo Campion, mártir

Edmundo nació en una familia católica en el Londres de 1540, pero para poder progresar en los estudios abrazó el anglicanismo. En Oxford sobresalió como un estudiante brillante, con un don natural para la oratoria, y empezó una prometedora carrera eclesiástica que lo hubiera podido llevar a ser el arzobispo de Canterbury. Pero interiormente él se sintió siempre católico y llegó un momento, en 1569, a sus 29 años, que huyó a Irlanda, que se había mantenido fiel a Roma.

Pero las autoridades le persiguieron y tuvo que refugiarse en el continente europeo. En la ciudad de Douai (Países Bajos, hoy Francia), recibió la comunión como católico y se licenció en Teología. Acabados los estudios, peregrinó hasta Roma, donde ingresó en los Jesuitas. Tras varias misiones en Viena y Praga fue enviado a Inglaterra, donde entró en contacto con los fieles católicos y predicó contra el anglicanismo.

Arrestado por las autoridades, fue juzgado por un tribunal que lo condenó a muerte por alta traición. Murió ejecutado en Londres en 1581. Canonizado en 1970 por Pablo VI.