1 DE ABRIL

Beato José Girotti

Ante las crueldades del régimen nazi, fueron muchos los cristianos que no dudaron en dar su vida por salvar la de los demás. En Italia el beato José Girotti (1905-1945) es un ejemplo paradigmático. Perteneciente a una familia pobre del Piamonte, este dominico fue ordenado sacerdote en 1930. Intelectualmente brillante, estudió teología bíblica, y enamorado de las Sagradas Escrituras ejerció de profesor de Biblia.

Asimismo estaba comprometido con tareas sociales hacia los más desfavorecidos y no dudaba en denunciar las injusticias, por lo que el gobierno fascista italiano logró apartarle de la docencia. Cuando en 1943 comenzó la deportación masiva de judíos, el beato José organizó una red para salvar tantos como fuera posible. Delatado, fue enviado al campo de concentración de Dachau, donde sobresalió para consolar a los demás prisioneros y hacerles llegar la Palabra de Vida. Fue ejecutado el día de Pascua. El papa Francisco le beatificó en el 2014.