Berruguete, Murillo, Luca Giordano o Alonso Cano, entre los artistas que conmemoran los 800 años de la primera recreación de un nacimiento viviente por San Francisco

27 noviembre, 2023 - 
Església de Barcelona

El Museo Diocesano de Barcelona acoge esta muestra hasta el 10 de marzo de 2024

Este miércoles, 29 de noviembre, a las 18h, se inaugura la exposición «In Excelsis. Luces del gótico a la Ilustración», que conmemora los 800 años de la creación del primer nacimiento viviente por san Francisco (Asís 1181 – 1226) durante la noche de Navidad de 1123. Este acontecimiento, que tuvo lugar en Greccio, Italia, dará lugar a la tradición de la creación de los belenes, una de las tradiciones católicas más extendidas y arraigadas hasta nuestros días.

La muestra se articula en torno a la fecunda representación a lo largo de los últimos siglos de la Sagrada Familia así como del conjunto de personajes y de cuanto acontece alrededor del nacimiento de Dios hecho hombre. Una selección de obras sobre san Francisco refleja además el interés que este santo despierta en la creación plástica desde época medieval.

En la exposición, comisariada por Helena Alonso y producida por c2c Proyectos Culturales, destacan algunos de los más importantes pintores del Renacimiento como Pedro Berruguete o Gerard de Saint Jean, así como del Barroco, entre ellos Bartolomé Esteban Murillo, Alonso Cano, Luca Giordano, Antoni Viladomat, Juan Carreño de Miranda, Vicente Carducho, Francisco Bayeu o Francisco Herrera el Viejo, además de obras de la Ilustración con obras en torno a las figuras de Francisco Bayeu y Francisco de Goya. En escultura, se muestra por primera vez la Anunciación del s, XIV formada por dos esculturas (el Ángel y la Virgen María) concebidas para adornar la escalera de acceso al púlpito del coro de la Catedral y cuya atribución oscila entre Jordi Joan o Pere Ça Anglada. También destaca el niño Jesús de Ramón Amadeu del s. XIX de grandes dimensiones que durante mucho tiempo se ubicó en el altar mayor de la Catedral.

La selección de óleos, esculturas y relieves pertenecen al Museo de Montserrat, a los fondos del Museo Diocesano, así como al patrimonio de la Catedral de Barcelona y la Basílica de santa María del Pi. A ello se suma un conjunto de obras de colecciones privadas como la Colección de la Fundación Cajasol o la Colección Rivero – Bodegas Tradición. El conjunto se completa con un belén popular, realizado por la Asociación de Pesebristas de Barcelona, en diálogo con las pinturas del ábside de Polinyà de 1122, especialmente iluminadas para destacar la escena de la Natividad, en este conjunto románico del siglo XII protagonista de este espacio del museo.

Cierra el conjunto expositivo un relieve barrocon de talla policromada, de grandes dimensiones, perteneciente a los fondos de la Catedral de Barcelona y que representa a los personajes característicos de la Epifanía en lo que, con seguridad, perteneció a un retablo de grandes dimensiones, siendo su autoría desconocida así como su ubicación original.