Carta dominical | «Vivir la belleza y la alegría de la familia»

Una de las iniciativas fundamentales del papa Francisco ha llegado estos días a su cumplimiento: el Año especial «Familia Amoris laetitia». Durante las palabras pronunciadas en la hora del Angelus del 27 de diciembre de 2020, anunció que el 19 de marzo de 2021, día del quinto aniversario de la publicación de su exhortación apostólica Amoris laetitia, sobre la belleza y la alegría del amor familiar, se inauguraría el Año «Familia Amoris laetitia». Este domingo 26 de junio, tendrá lugar en Roma la clausura de este año especial dedicado a la familia y culminará con la celebración del X Encuentro Mundial de las Familias.

Nuestra diócesis se ha unido a este acontecimiento con diversas iniciativas, algunas de las cuales han sido preparadas y realizadas por el Secretariado diocesano de Pastoral Familiar. El pasado miércoles el obispo auxiliar Javier Vilanova presidió un encuentro de familias en el Seminario Conciliar y hoy domingo, el obispo auxiliar Sergi Gordo celebra una Eucaristía para las familias de nuestra diócesis en la basílica de Santa María del Mar.

Con esta iniciativa, el papa Francisco ha querido llegar a todas las familias del mundo mediante diversas propuestas espirituales, pastorales y culturales, que durante la fase diocesana se han podido realizar en las parroquias, diócesis y universidades, así como en los movimientos eclesiales y en las asociaciones familiares.

Siguiendo este propósito, el primero de los objetivos ha sido difundir el contenido de esta exhortación apostólica para hacernos sentir «que el Evangelio de la familia es alegría que llena el corazón y la vida entera» (Amoris laetitia 200). De este modo, la familia descubre y experimenta no solo la alegría de gozar de este don, sino también la alegría de ser un don para la Iglesia y la sociedad, y así poder llegar a ser una luz en la oscuridad del mundo (cf. AL 66).

El papa Francisco siente vivamente la misión que Cristo confió a San Pedro: confirmar en la fe a sus hermanos (cf. Lc 22,32). El Papa nos invita a vivir la fe que nace del Evangelio con alegría, tal como queda recogido en su exhortación programática Evangelii gaudium (2013), es decir, la alegría del Evangelio. Una invitación a la alegría que ha marcado todo el pontificado del papa Francisco y que también ha quedado recogida en la exhortación apostólica Amoris laetitia, que hemos rememorado durante este año y que contiene una profunda reflexión sobre cómo podemos vivir esta alegría que nos viene de Jesucristo en el seno de las familias.

 Queridos hermanos y hermanas, se clausura un año dedicado a la familia, pero no olvidemos lo que nos dice el papa Francisco al final de esta exhortación: «¡Caminemos, familias, sigamos caminando! Lo que se nos promete es siempre más. Que nuestras limitaciones no nos quiten la esperanza, pero no renunciemos tampoco a buscar la plenitud de amor y de comunión que se nos ha prometido» (AL 325).

† Cardenal Juan José Omella Omella
Arzobispo de Barcelona

Escucha la carta dominical en la voz del cardenal arzobispo de Barcelona.