Multitudinario cierre del curso parroquial de Santa Agnès

Más de 500 jóvenes y una decena de sacerdotes se reúnen en la plaza del Tibidabo para adorar y dar gracias al Señor

Esta semana se han reunido, en una Hora Santa, más de 500 jóvenes en la plaza del Tibidabo, frente al templo del Sagrat Cor de Jesús. En la adoración, organizada por la parroquia de Santa Agnès y Hakuna Barcelona como cierre de un curso lleno de conversiones y milagros, participaron también jóvenes de diversas comunidades de la diócesis de Barcelona y de Terrassa, especialmente los grupos de la delegación de Pastoral de Juventud de Barcelona y del monasterio de Sant Cugat.

Durante la vigilia, una decena de sacerdotes celebraron el sacramento de la penitencia y multitud de jóvenes acudieron a recibir el perdón. Además, el coro de la parroquia de Santa Agnès ayudó a crear un ambiente de alabanza y oración con sus cantos. Al final se vivió una escena que el papa Francisco ha pedido en varias ocasiones; las 500 personas que llenaban la plaza unieron sus manos en señal de fraternidad para agradecer a Dios su inmenso amor y también para pedir la conversión de las almas de Barcelona, ​​la que se veía nítida y resplandeciente en una noche que marcará un antes y un después en la comunidad de jóvenes católicos de Barcelona.

También hubo ocasión de hacer fiesta y celebrar con un espectáculo de fuegos artificiales después de la Hora Santa.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...