La Pastoral de la Salud celebra el encuentro con las parroquias: «Dar esperanza en la Tristeza»

Durante la jornada se focaliza en cómo acompañar a los enfermos de Alzheimer y los cuidadores que les acompañan en el proceso

La Pastoral de la Salud del Arzobispado de Barcelona ha celebrado Jornada diocesana del curso con las parroquias de la Archidiócesis, con el tema «Dar esperanza en la Tristeza». Este título ha servido para abordar el alzhéimer y reflexionar sobre los sujetos que se ven afectados, tanto directa como indirectamente, en el proceso de esta enfermedad.

Más de sesenta feligreses de parroquias asistieron al encuentro que tuvo lugar en el Hospital Sant Rafael de las Hermanas Hospitalarias. El obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Javier Vilanova i Pellisa presidió la jornada, a la que asistieron también la directora de Pastoral de la Salud de Barcelona, Dra. Carmen Benito, y el consiliario, Mn. Eduard Puig.

Ayudar al enfermo y a las familias

La Directora de Pastoral de la Salud de Barcelona introdujo la jornada agradeciendo a todos los asistentes su participación, pese a las complicaciones de la lluvia. La directora del secretariado subrayó la importancia de tratar el tema del Alzheimer, «una enfermedad mental y degenerativa donde la pastoral de la salud debe hacerse presente acompañando ya no sólo a aquellos que la padecen, sino también a los cuidadores» .

La Dra. Benito dio paso a Mn. Puig que destacó el mensaje del Papa Francisco de la XXXII Jornada Mundial de la Salud, en el que hace un llamamiento para la comunión entre las personas «creadas para estar juntas, no solas». «El primer cuidado que necesitamos en la enfermedad es la cercanía llena de compasión y ternura», decía Mn. Puig citando al Santo Padre en el mensaje que ponía el ejemplo del buen samaritano.

Herramientas y reflexiones para ayudar a acompañar al cuidador y al enfermo

Tal y como expone Mn. Puig, hay que «entrar más en la problemática en torno a esta enfermedad mental que recae muchas veces en la familia, tanto psicológica como económicamente». Según el consiliario de la entidad, es muy importante ayudar a los familiares a aprender a tratar al que sufre la enfermedad como un enfermo. «Hay que dar herramientas también al cuidador para saber cómo ayudar a su familiar, y ayudarle a dar el paso de ver al familiar no como una persona despistada, sino como un enfermo – expone Mn. Puig-. Esa evolución humaniza y es necesaria», asegura.

Precisamente, las ponencias que se desarrollaron en la jornada fueron en clave de entender más Alzheimer, para hacer frente a las diferentes problemáticas que hay alrededor y ayudar a los diferentes actores que se ven implicados. En esta línea, la especialista en geriatría, Dra. Liliana Vargas, explicó los distintos tipos de demencias y la importancia en la detección precoz. Por otra parte, la doctora en antropología y trabajadora social Pilar Cañabete se centró en el tema sobre las Claves para entender la demencia para cuidadores y acompañantes, focalizando en el cuidador y cómo ayudarlo, tanto a acompañar al enfermo, como en el desgaste psicológico que comportar hacerse cargo de alguien. En tercer lugar, el enfermero y logoterapeuta, Responsable del Servicio de Atención Espiritual y Religiosa de San Juan de Dios, Sr. Antoni Boix desarrolló el tema de Dar esperanza en las tristezas del XXI. Una ponencia en la que a partir de las diferentes aportaciones del neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco, Víktor Emil Frankl, reflexionó sobre el sentido de la vida, y cómo éste ayuda a convertir las situaciones de dolor en un crecimiento para la propia vida.

El obispo Javier Vilanova i Pellisa cerró la jornada incidiendo en la importancia de acompañar. Acompañar al enfermo y al cuidador. Agradeció el esfuerzo de todos los feligreses que se suman y ayudan a la pastoral de la salud a acompañar. Tal y como decía el Papa Francisco en su mensaje, «todos estamos llamados a trabajar duro para que esto no ocurra».

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...