La Institución Teresiana celebra cien años promoviendo el mensaje de Pedro Poveda

Alrededor de doscientas personas asisten a la celebración del centenario en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced

Fotografías: Miquel Serra

«Sois la sal, sois la luz», así lo dijo Mons. David Abadías a los miembros de la Institución Teresiana, en la celebración de su centenario en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced. Son las palabras de Jesús, que el propio Pedro Poveda -fundador de la Institución- se hizo suyas para animar a la promoción de la persona desde la educación y la cultura.

Celebración de los 100 años

Este año, la institución celebra los cien años de su aprobación pontificia por el papa Pío XI. La celebración ha tenido lugar en 30 países de Europa, América, Asia y África, donde se ha extendido desde sus inicios. Este año se conforma de 2.743 miembros.

A la archidiócesis de Barcelona, asistieron unas doscientas personas, que conforman la institución formada por una unidad asociativa. Por un lado, destaca el grupo de mujeres laicas con un compromiso de entrega a la misión, y, por otro, la asociación cooperadora, que son un grupo mixto que comparten la misión de extender el mensaje de Pedro Poveda .

El obispo auxiliar de Barcelona Mons. David Abadías, presidió la celebración acompañado de un extenso grupo de presbíteros concelebrantes, amigos de la Institución. Entre los presentes, destacaban la delegada de la Institución Teresiana para la Asociación Primaria de Aragón, Baleares y Cataluña, Pilar Sánchez, y la presidenta de la Asociación ACIT Levante Norte, Carolina Ramírez.

«Mira los orígenes pero siempre adelante»

Al inicio de la celebración, Carolina Ramírez, dio la bienvenida a los presentes, recordando a los antecedentes de la Institución. Destacó cómo, en 1911, la institución ya había cuajado en el territorio, y que fue en 1923, cuando Josefa Segovia es enviada por el fundador al Vaticano, a realizar estas gestiones para aprobar el nuevo estatuto. El 11 de enero de 1924 se aceptaron los estatutos. «Pedro Poveda quería con ello obtener una estructura más refrendada y con mayor exigencia por parte de los miembros», explica Pilar Sánchez, responsable del grupo de mujeres de la Institución Teresiana.

Pilar Sánchez, que también intervino en la celebración, recordó los retos de ésta, de «continuar haciendo diálogo desde la fe y la cultura en un mundo marcado por la increencia, y hacerlo desde la labor evangelizadora y de testimonio». Sánchez expone que es necesario aprovechar este centenario como «punto de salida». «Mirar los orígenes, pero siempre adelante» detalla.

Continuar sembrando y dando frutos

«cien años es mucho y al mismo tiempo es poco. Esto significa que todavía sois jóvenes, jóvenes con mucho recorrido y carisma por hacer y compartir, deben seguir siendo Sal y Luz que transforman y marcan el territorio». Así, con un tono amigable y cercano el obispo David exhortó a tomar estos cien años como un empujón a seguir adelante.

El obispo felicitó a la Institución Teresiana por todo este tiempo de misión, en un inicio con unos ideales «muy pioneros» y hoy en día con un mensaje todavía «vigente». Subrayó sobre todo, la importancia de cómo esa semilla que un día echó raíces con Pedro Poveda, hoy en día se ha mantenido extendiendo su legado.

«Cuando abrimos el corazón, las cosas suceden desde el brillo y la genialidad del Espíritu que nos ilumina. Todo este tiempo vemos cómo este corazón abierto inspirado especialmente en el mundo de la educación puede dar «frutos preciosos». Y construye personas que después plantan también su semilla. Aquellos que han recibido son después capaces de dar». dijo. El obispo destacó sobre todo la dedicación con los jóvenes, ayudándoles a ser «personas con profundidad interior como inspiró a Teresa de Jesús para después dar también este fruto».

Al final, de la celebración, Pilar Sánchez insistió en la acción de gracias y en ser «sal y luz» como tarea dando a conocer nuestros rasgos. También lo que supone en nuestra dimensión espiritual la encarnación de Cristo y nuestra vocación laica y evangelizadora.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...