La Hospitalidad de Lourdes peregrina por la provincia eclesiástica de Barcelona

La basílica de la Sagrada Familia acoge la misa de la Virgen María de Lourdes con la familia hospitalaria de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa

R. Ripoll / J.M. Jané

La Hospitalidad de Lourdes ha trasladado su peregrinaje por la provincia eclesiástica de Barcelona finalizando en la Sagrada Familia. La familia hospitalaria ha podido volver a reunirse en un peregrinaje después de dos años. A pesar de no poder ir a ver a la Virgen María de Lourdes, sí han podido reencontrarse y vivir juntos un peregrinaje territorial.

Peregrinaje por Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa

Los miembros de la Hospitalidad reprodujeron los actos que hubieran llevado a cabo en Lourdes, pero esta vez en la provincia eclesiástica de Barcelona. El viernes día 25 de junio hicieron actos en la diócesis de Sant Feliu de Llobregat pasando por Vilanova i la Geltrú, Vilafranca del Penedès y Viladecans con el obispo Agustí Cortés. Seguidamente, el sábado 26 de junio estuvieron en la diócesis de Terrassa pasando por Granollers, Sant Celoni y La Garriga, con el obispo Salvador Cristau. Finalmente, el domingo 27 de junio vivieron la culminación de este peregrinaje con una gran misa en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, similar a la de la basílica de Pío X, presidida por el obispo auxiliar Mons. Antoni Vadell y concelebrada por Mons. Javier Vilanova.

Ofrendas a la Virgen María de Lourdes

La Hospitalidad ha ofrecido, durante la misa en la Sagrada Familia, un cirio que salió de Lourdes y llevaron en procesión por todas las delegaciones y diócesis de la provincia eclesiástica de Barcelona. «Su llama encendida representa la plegaria de los hospitalarios» ha afirmado Marta Ventura, presidenta de la Hospitalidad de la Virgen María de Lourdes en Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa. También han ofrecido un pañuelo de la hospitalidad que los identifica como peregrinos y que «simboliza la vocación de servicio y entrega a los otros». Por otro lado el obispo Vadell ha dicho en su homilía:  «Caminamos hacia Lourdes para poder alcanzar vida nueva, aunque este año lo hacemos con un peregrinaje territorial».

La Hospitalidad de la Virgen María de Lourdes de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa es una asociación que nació el 1910 para acompañar a Lourdes a todos aquellos que, por motivos de salud o económicos, no podían hacer solos aquel largo viaje.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...