Acción Católica General cierra el curso con el lema «Testimonios vivos, sembradores de la Palabra»

L'Espluga de Francolí-Poblet acoge a más de 180 personas en el encuentro de verano de la ACG de las diócesis de Tarragona, Barcelona y Tortosa

Testimonios vivos, sembradores de la Palabra. Este fue el título del Encuentro de verano de la Acción Católica General de las diócesis de Tarragona, Barcelona y Tortosa, que se llevó a cabo del 28 al 30 de junio en l’Espluga de Francolí-Poblet. Más de 180 personas: niños, jóvenes y adultos, laicos de parroquia, se reunieron para compartir la fe y la vida en torno a tres parábolas: la del sembrador, la de la vid  y los sarmientos, y al final del encuentro, el tesoro escondido.

Preparación de las tres parábolas

Cada sector adaptó las actividades a sus edades y características. Los jóvenes se preguntaron cómo podían ser tierra buena, cuáles eran las rocas y los cardos de su entorno, y cómo la espiritualidad, la formación, la misión y la organización de la ACG les ayudaban a convertirse en tierra buena y fértil. Los niños se preguntaron cómo podían ser «tierra buena» a partir de un vídeo y una dinámica con pequeñas plantas, descubriendo los «pájaros-dificultades», los «cardos-preocupaciones» y las «piedras-no tener raíces», sabiendo que el sembrador es Dios. Los adultos, después de un tiempo de oración personal, participaron en talleres sobre las «tierras donde somos enviados a dar fruto»: la parroquia, el mundo del trabajo, la familia, las redes sociales y la pobreza.

Se presentó el proyecto de primer anuncio de la ACG, donde desde la parroquia se ayudó a comprender la necesidad de renovar la experiencia de Jesucristo para convertirse en discípulos misioneros. También se llevó a cabo una peregrinación a Poblet donde se hizo una oración nocturna con cantos y momentos simbólicos. Cada miembro reflexionó sobre qué tipo de tierra era y escribió una reflexión en una hoja, que se unió a una red de hojas. La música, los cantos, el entorno de Poblet y el silencio ayudaron a vivir una experiencia de Dios.

Eucaristía en Poblet

El domingo comenzó con la celebración de la Eucaristía en Poblet, con la comunidad de monjes presidida por el arzobispo de Tarragona, Mons. Joan Planellas, quien destacó la importancia de formar cristianos comprometidos y testimonios desde las parroquias, afirmando el valor de la ACG en este proceso.

El encuentro de verano sirvió para compartir entre las tres diócesis el deseo de ser laicos de parroquia, desde la infancia hasta la vida adulta, para convertirse en discípulos misioneros, testimonios vivos, sembradores de la Palabra.

Fuente: Acción Católica General

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...