Comentario de cine espiritual sobre el conflicto bélico en Ucrania

A través de cinco títulos producidos entre 2014 y 2018, se muestra una panorámica de diferentes relatos sobre el conflicto

El mundo del cine ofrece la posibilidad de entrar y reflexionar sobre la realidad que nos envuelve. Éste es el propósito de esta nueva entrada sobre el cine espiritual, en la que Peio Sánchez propone cinco películas que acercan a los espectadores al conflicto entre Ucrania y Rusia. A través de cinco títulos producidos entre 2014 y 2018, se muestra una panorámica de diferentes relatos sobre el conflicto, algunos ya vividos y otros que en su momento eran una profecía de la guerra que vive hoy la población ucraniana.

Conjunto de películas que invitan a entrar en la dificultad de abordar personalmente la situación de violencia muerte y de guerra y cómo esto deja traumas en el interior difíciles de superar.

«Donbass» (2018), Sergei Loznitsa

«Retrato descarnado sobre la sociedad ucraniana debido a las tensiones políticas», explica Peio Sánchez. El director bielorruso que con esta producción ganó el premio a Mejor dirección en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, nos habla sobre el conflicto de la Guerra del Donbáss, en 2014, en el sureste de Ucrania, entre la población afín al gobierno y los prorrusos.

Está organizada en doce episodios, siete de ellos inspirados en vídeos reales publicados en YouTube. «Cuando se llama paz en la guerra, cuando la propaganda es presentada como la verdad, cuando se llama amor al odio, es donde la misma vida comienza a parecerse a la muerte».

La Guerra de Oleg (2017), Simon Lereng

Lereng, cineasta danés pone en escena un documental desde el punto de vista de Oleg, un niño de 10 años que vive con su abuela en una localidad ucraniana cerca del frente de guerra que hay en Donbass. El director, especialista en retratar el punto de vista de los jóvenes, no entra en la discusión política, sino que se centra en el proceso de maduración de Oleg y los cambios que comporta su situación.

La película fue galardonada con el Premio IDFA a mejor primera aparición en el Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam.

Maidan (2014), Sergei Loznitsa

Maidan es nombre de la plaza de la independencia de Kiev, testigo de los enfrentamientos y manifestaciones que tuvieron lugar entre 2013 y 2014 con las desavenencias entre la población de Ucrania, dividida entre quienes estaban a favor del proyecto de integración económica europea y una propuesta rusa de unión aduanera. Los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales fueron extremadamente violentas y feroces.

Atlantis (2019), Valentyn Vasyanovych

Valentyn Vasyanovych realiza una «premonición», en Atlantis. Relata la historia de un soldado que ha sobrevivido a la matanza y destrucción de la guerra en Ucrania. En 2019 esta película mostró a los espectadores una profecía de lo que hoy día está teniendo lugar.

El protagonista es Sergey, un ex soldado que sufre síndrome postraumático, tiene problemas para adaptarse a su nueva realidad: una vida hecha añicos, una tierra en ruinas.

Frost (2017), Sharunas Bartras

Los protagonistas de esta película ponen en escena una de las acciones solidarias que hoy en día muchos están protagonizando en la frontera con Ucrania. Son Rokas e Inga, una pareja de jóvenes lituanos, se ofrecen voluntarios para conducir un vehículo con ayuda humanitaria en Ucrania. En plena acción sufrirán un percance que les complicará su objetivo pero, al mismo tiempo, les llevará a acercarse aún más al sufrimiento de la población ucraniana. Tal y como expone Peio Sánchez, una producción sobre la condición humana y la reacción ante los contratiempos.

T'ha interessat aquest contingut? Subscriu-te al nostre butlletí electrònic. Cada setmana, l'actualitat de l'Església diocesana al teu correu.

T'interessarà ...