Decret de 31 maig de 1971, obres en esglésies i dependències parroquials

Obras en iglesias, casas y dependencias parroquiales

Con frecuencia se vienen dando situaciones, sobre todo con motivo del traslado de los sacerdotes de unas parroquias a otras, de muy difícil arreglo. Obras en su día comenzadas con esperanza de poder llevarlas a término, y que no son continuadas después; proyectos calculados defectuosamente cuya realización supera ampliamente los presupuestos iniciales; trabajos que obligan al sacerdote a gestiones múltiples que consumen su tiempo y energías, y que de haber sido presentados a tiempo, seguramente serían más fáciles de ejecutar. Con el fin de evitar todos estos inconvenientes y de poder ayudar equitativamente a todos los que solicitan apoyo económico del Arzobispado dentro de los modestos medios que tenemos, determinamos lo siguiente:

l.º Antes de realizar cualquier obra de construcción o de reforma en Iglesias, Casas Rectorales, dependencias e instituciones parroquiales, los sacerdotes deberán presentar instancia, pidiendo autorización para ejecutarlas, presupuesto firmado por un técnico y declaración de medios con que se cuenta para efectuar la obra.

2.° La instancia y demás documentos deberán ser presentados al Obispo auxiliar o Vicario episcopal del territorio en que está enclavada la parroquia y sólo, previa la autorización del mismo, pasará al Secretariado para la Economía Diocesana.

3.° Se exceptúan de esta tramitación las obras proyectadas anteriormente a este decreto y que han merecido ya la aprobación del Prelado diocesano.

Dado en Barcelona, a treinta y uno de mayo de mil novecientos setenta y uno.

+ MARCELO, Arzobispo de Barcelona
Por mandato de Su Excia. Revma.,
Dr. Ernesto Ros Leconte,
Canciller-Secretario

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *