19 DE FEBRERO

Beato Álvaro de Córdoba, presbítero

Si bien era conocido como Álvaro de Córdoba, era de Zamora, donde había nacido el año 1360. Huérfano de madre, de jovencito fue educado por una tía. Ingresó en el convento de San Pablo de los dominicos donde profesó y se dedicó a la enseñanza. Más tarde, se dedicó a la predicación popular por tierras del sur de la Península, Portugal e incluso Italia. Al volver de Tierra Santa la reina Catalina de Lancaster, tutora del rey Juan II, le hace su confesor.

Y en 1417 pone en marcha el proyecto de reforma de la Orden Dominica, fundando en la cordillera de Córdoba el convento de Escalaceli, modelo de la reforma. Fue también un gran impulsor de la devoción del Vía Crucis. Murió en Córdoba el 19 de febrero de 1430. Benedicto XIV confirmó su culto inmemorial el 22 de septiembre de 1741.