Vestir quien no tiene ropa

Maria Dolors Huguet, antigua trabajadora social de Càritas, explica su actividad laboral por la Entidad

La filosofía y el trabajo de Càritas siempre ha sido ayudar. No solamente como una respuesta material de dar al que no tiene, sino también atender a la persona en su globalidad. En momentos determinados, es importante y necesario ayudar económicamente, pero también hay que trabajar porque la persona pueda desarrollarse de manera autónoma a la vida.

Con esta filosofía, Càritas ha promocionado proyectos que ayudan a las personas a poder valer’s por sí mismas, recuperando su dignidad y autoestima, tantas veces malograda por las adversidades que rodean la vida.

Recuerdo con afecto un proyecto en qué participé como trabajadora social, junto con una educadora social y algunas voluntarias. A Càritas nos llegaba mucha ropa de parroquias y domicilios. Parte de esta ropa no se encontraba en buenas condiciones, pero podía tener otras utilidades. Con esta ropa, potenciamos un grupo de mujeres porque aprendieran a clasificarla, elegirla y darle un rendimiento más adecuado. Estas mujeres ocupaban unas horas del día a trabajar y formarse, y en cambio recibían una compensación económica. En aquella época no existía la PIRMI ni otras ayudas sociales.

En las reuniones que hacíamos periódicamente, las profesionales insistíamos que las mujeres tenían que aprender a organizar el dinero que recibían. La Rosita, una de las personas atendidas por el proyecto y con una larga filosofía de vida nos dijo: “Cono lo que cobro no me lega para sufragar los gastos de todo el mes, así que procuro vivir lo mejor posible durante los días que me lega el dinero”.

En nuestra sociedad a menudo existen diferentes parámetros, y para ayudar en el otro siempre es necesario ponerse en su piel, comprender sus circunstancias. Este relato puede explicar la obra de misericordia “vestir a quien no tiene ropa”. En mi opinión, la tarea de Càritas la cubre con creces.

Jesús, cuando se acercaba a la persona, la miraba con profundidad y así creaba en ella una transformación interior. Cuando miramos con ojos de misericordia nos transformamos los unos a los otros.

Maria Dolors Huguet Casadevall
Trabajadora Social Jubilada de Càritas Diocesana de Barcelona

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...