Una visita inesperada

El papa Francisco se presenta por sorpresa y sin avisar en la oficina de la Pontificia Comisión para América Latina

El papa Francisco nunca dejará de sorprendernos. Ni a los fieles ni a los obispos de los distintos dicasterios. Y es que este miércoles, 13 de julio, el pontífice se presentó, sin haber avisado previamente, a la Comisión para América Latina (CAL). Eran las 9 de la mañana y, tras una visita rutinaria al dentista, Francisco pidió a su chófer que lo llevara a la oficina de la CAL. A pesar de la dificultad que podía generar esta visita sorpresa por la falta de seguridad, el líder católico se reafirmó en su decisión: «Soy el Papa -le dijo a su chófer- No te preocupes que estamos en las manos de Dios» .

Así llegó a la oficina de la CAL, situada a pocas calles de la Plaza de San Pedro, donde picó al timbre. Al abrir la puerta, los trabajadores de esta comisión se quedaron ensimismados. «Buenos días, ¿Puedo pasar?», dijo el pontífice. «Santo Padre! Qué increíble sorpresa», gritaron los colaboradores.

40 minutos de diálogo

Otra de las trabajadoras, al ver al pontífice, corrió a toda prisa hasta la oficina del secretario y le comentó que Francisco estaba allí. Mientras escuchaban su voz, el profesor Carriquiry -secretario de la CAL- se abrió paso inmediatamente para encontrárselo casi en la puerta de su despacho. «Buenos días, ¿tiene tiempo para conversar un ratito?», preguntó el Papa con toda seriedad.

Después de la conversación privada, Francisco saludó a todos los presentes y recordó sus tiempos de cardenal, cuando era miembro de esta pontificia comisión: las reuniones plenarias, las tardes de oficina redactando documentos conclusivos… Finalmente, una fotografía y la bendición del Pontífice pusieron punto y final a la inesperada y espontánea visita.

¿Qué es la CAL?

Creada en 1958 y dependiente de la Congregación para los Obispos del Vaticano, esa Comisión se ocupa primordialmente de “aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares en América Latina” y “estudiar las cuestiones que se refieren a la vida y progreso de dichas Iglesias, especialmente estando a disposición, tanto de los dicasterios de la Curia interesados por razón de su competencia, como de las mismas Iglesias para resolver dichas cuestiones”. 

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...